Quién es la mujer que supo hacerse un lugar entre los sindicalistas

0

Quién es la mujer que supo hacerse un lugar entre los sindicalistasEMPRESARIALES: María Laura Teruel es la titular de Plusmar. Desde chica ayudaba a su padre en las estaciones y hoy lidera el negocio familiar. “Los gremios no están acostumbrados a lidiar con mujeres”, asegura.

Los veranos de María Laura Teruel en su adolescencia eran diferentes al del resto: mientras sus amigas se iban a la playa, la actual titular de Plusmar ayudaba, junto a sus tres hermanos, a enganchar los piolines que identifican al equipaje de los pasajeros en las estaciones de colectivos. “No teníamos vacaciones, pero era nuestra forma de ayudar a mi padre en la época de alta temporada, donde había más trabajo”, reconoce. Así, sin pensarlo, Teruel puso un pie en el negocio familiar y, desde entonces, no lo quiso soltar. Hoy es la número uno de la firma, dirige a más de 1000 empleados y es responsable de los viajes diarios que hacen los 500 micros a 59 destinos  diferentes del país.

“Al principio era como un juego: competíamos con mis hermanos para ver quien hacía más tareas. Eran los comienzos de la empresa, cuando solo había un micro de larga distancia, pero desde ese momento me crié al costado de una terminal”, cuenta. Lejos de recordar esos tiempos con tristeza, la actual directora Comercial destaca la oportunidad que le dio haberse criado entre micros y gasoil: aprendió a hacerse respetar entre los choferes y, algunos años más tarde, entre los sindicalistas y delegados. Hace 15 años que Teruel se cargó sobre el hombro la tarea de lidiar con los sindicalistas de la Unión Tranviarios Automotor, una de los manejos más delicados y difíciles que tiene el mercado del transporte. La presión que tiene la empresaria en cada negociación es intensa: debe imponer respeto en cada sesión y, a su vez, obtener resultados favorables para la empresa.

“Es un ámbito duro y los primeros tiempos fueron difíciles porque los gremios no están acostumbrados a enfrentarse a mujeres. Esta situación para ellos es un tabú y me han dicho más de una vez: ‘Queremos hablar con tu padre’”, da a conocer Teruel. En respuesta a estos reclamos, la ejecutiva cuenta que, de los cuatro hermanos, su padre siempre le dio el respaldo y la importancia a ella. Además, utilizó una segunda ventaja a su favor: en una discusión mano a mano, los hombres suelen ser más educados y respetuosos con una mujer. En un diálogo pacífico, con las condiciones igualadas, Teruel sostiene que es cuestión de moverse con inteligencia.

En paralelo al trabajo, Teruel obtuvo la Licenciatura en Comercialización de la UADE, y cursó el Master en Empresas Familiares del IAE Business School. Sin embargo, nunca dejó de trabajar en Plusmar y siempre tuvo en claro que su futuro estaba en la firma familiar. “Siempre seguí en contacto con la empresa porque sentía que me iba a perder de una parte del desarrollo y el crecimiento. Fue intuitivo”, destaca. Recientemente, formó parte del Programa Mujeres en Lugares de Decisión que organiza la Fundación Liderazgos y Organizaciones Responsables, dirigida por la empresaria Andrea Grobocopatel. “Es una de mis referentes en el mundo empresarial”, admite Teruel.

Si bien la líder de Plusmar cumplió con gran parte de sus desafíos y superó las barreras de género en el mercado de servicios de transporte, reconoce que quedan avances pendientes y que todavía no hay ni una sola chofer de larga distancia en todo el país. “Creo que las mujeres somos más prolijas para manejar pero, por las dimensiones y el tráfico de nuestro país, nuestro el rendimiento en cuanto al descanso es menor. Estudios muestran que la mujeres tienen menos resistencia a las pocas horas de sueño”, explica Teruel. Por este motivo, hasta el momento, existen choferes mujeres en corta y mediana distancia.

Fuente: Apertura por Santiago Lilo

DEJA TU COMENTARIO