Inundaciones en Salta: las comunidades ya piensan en buscar otro lugar para instalarse

0

Lo reveló el cacique de La Curvita, donde viven unas 700 personas entre adultos y niños. Dice que nunca vio algo así.

El sol está intacto en el firmamento y el calor en el Chaco salteño supera los 35 grados desde hace tres días. El pronóstico para lo que viene indica condiciones similares, y ésas son buenas noticias en esta zona argentina que limita con Bolivia y Paraguay. El río Pilcomayo alcanzó su pico histórico de 7,25 metros y ahí se quedó. Mientras tanto los pobladores que sufrieron las inundaciones ya analizan, por temor, construir sus comunidades en otros territorios.

El que lo dice es Rogelio Segundo, cacique de la comunidad La Curvita, donde viven unas 700 personas entre adultos y niños. El hombre cuenta que nunca vio algo así en su vida y que tuvo mucho miedo: “Intentamos resistir como pudimos, pero en un momento el agua era cada vez más y ahí cuando ya nos llegaba a la cintura decidimos irnos”.

El problema es que no hay que mirar sólo lo que pase en Argentina. Los especialistas explican que la atención hay que ponerla en lo que ocurre en Bolivia, especialmente en Villamonte, desde donde baja el agua hasta este territorio.

“Debemos entender que en condiciones normales, que Villamonte tenga tres metros de profundidad para nosotros ya implica un alerta y la realidad nos muestra que hace 24 horas que los niveles se mantienen por encima de los cinco metros”, explicaron en Defensa Civil. Para allí tampoco está anunciado lluvia en los próximos días. Pero el río no baja y la espera se hace cada vez más larga.

DEJA TU COMENTARIO