La solución de los problemas del agua , en manos de Nación

0
ADN SUR

RÍO GALLEGOS – El freno que la Justicia le puso al traspaso del Grupo Indalo hacia OP Investements pone en peligro la provisión de agua para más de 400.000 personas en el Sur de Chubut y el Norte de Santa Cruz. Los gobernadores de estas provincias quieren terminar las obras con recursos propios, pero el poder de decisión lo tiene el Gobierno Nacional.

Esta semana, la venta del Grupo Indalo volvió a complicarse luego de que el juez Julián Ercolini recibiera el informe de los veedores judiciales que cuestiona el traspaso a los dueños de OP Investments. Estos, a fines de noviembre pasado, bautizaron al grupo como “El Ceibo” como parte de un Plan Estratégico de rescate que debe ser aprobado por la Justicia.

El holding cuenta con 170 sociedades donde trabajan más de 4.000 colaboradores directos y 11.000 indirectos que dependen de esa decisión aunque la AFIP, querellante y denunciante en la causa por defraudación al Estado contra Cristóbal López, ya se opuso a la operación y ahora sólo resta el dictamen del fiscal Pollicita.

Este jueves, los veedores judiciales concluyeron que este no puede calificarse como un grupo inversor ni contratante para tomar el control de las empresas de Indalo ya que Ignacio Rosner y Sebastián Dellatorre no tendrían la capacidad patrimonial y financiera necesaria. Incluso, el informe marcó que estos sólo pueden ser reconocidos como potenciales administradores formales de OIL Combustibles SA, ya que aún se desconoce si el resto de las empresas, más de un centenar, cambiaron de directorio.

La empresa CPC, en el sector de la construcción, es una de las más importantes del grupo detrás de Oil Combustibles, empresa que se dedica a la refinación de petróleo crudo y derivados, y los medios de comunicación C5N, Radio 10, FM Pop y Ambito Financiero. Entre las obras que fueron adjudicadas por el Gobierno Nacional a CPC en Chubut y Santa Cruz se destacan: la autovía que une Caleta Olivia y Comodoro Rivadavia; la repotenciación del acueducto del Lago Musters que brinda agua a Comodoro Rivadavia, Rada Tilly y Caleta Olivia, y la construcción de la planta de Osmosis Inversa para Caleta Olivia. Las obras se encuentran paralizadas desde le segunda mitad de 2017 debido al traspaso inconcluso.

LA DECISIÓN, EN MANOS DEL GOBIERNO NACIONAL

Si bien el escenario hídrico para el Sur de Chubut y el Norte de Santa Cruz es complejo, el poder de decisión para concretar estas obras parece depender del Gobierno Nacional. Por un lado, la AFIP como querellante ante el Grupo Indalo podría desistir de su posición y permitir que OP Investments salde la deuda con el fisco tal como se lo permitirá a OCA, empresa ligada a Moyano, quien esta semana marchará contra el Gobierno. De esta forma, la empresa CPC que mantiene cesantes a más de 500 trabajadores de la construcción podrá concluir las obras mencionadas.

La otra alternativa, que también depende de Nación, es autorizar a las provincias a concluir las obras con mano de obra y recursos propios. La SCPL insiste con la obra de repotenciación del acueducto en Chubut y SPSE de Santa Cruz es la alternativa de Alicia Kirchner para concluir la planta de ósmosis inversa que puede resolver en gran parte el problema del agua en Caleta Olivia.

Fuente: La Opinión Austral

Autor: ADN SUR

DEJA TU COMENTARIO