La última decisión que tomó Aranguren fue privatizar dos centrales térmicas

0
Central Term. Ensenada

Luego de haber sido informado que sería desplazado, el ahora ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, firmó  los pliegos para avanzar con la privatización de las centrales térmicas Ensenada de Barragán y Brigadier López. El Estado espera recaudar 600 millones de dólares.

Cuando  el ex  ministro Juan José Aranguren se enteró de que ya no seguiría al frente de la cartera de Energía, apenas llegó a su despacho tuvo tiempo de tomar una última decisión antes de despedirse de su equipo y de reunirse con su sucesor Javier Iguacel. Aranguren firmó los pliegos para avanzar con la privatización de las centrales térmicas Ensenada de Barragán y Brigadier López.

Las empresas y consorcios interesados en participar de la licitación deberán presentar sus ofertas técnicas y económicas (Sobres 1 y 2) el 19 de septiembre próximo, de acuerdo con lo establecido en los pliegos elaborados por la estatal Integración Energética Argentina (IEASA) –Ex ENARSA.

 Los pliegos establecen que la licitación también incluye la transferencia de los fondos de comercio de ambas usinas, sus contratos vigentes (incluyendo el de abastecimiento con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, CAMMESA), y establecen que la pre calificación de los oferentes se resolverá el 28 de septiembre, de manera que el 2 de octubre se abrirán las ofertas económicas de aquellos que resulten técnicamente habilitados.

En el caso de Ensenada de Barragán la obligación de los adquirentes es completar las obras de cierre del Ciclo Combinado en ejecución que permitirán llevar la potencia actual de 560 Megavatios, a 840 MW. En tanto, el cierre del ciclo para el caso de la central Brigadier López implicará elevar su potencia instalada hasta los 420 MW.

  Cada pliego establece la obligatoriedad para los oferentes de visitar las instalaciones de las centrales en forma previa a la presentación de ofertas,

  En una estimación preliminar, Balboa consideró posible que ambas usinas totalizarían ofertas por 600 millones de dólares (400 por Ensenada de Barragán y 200 por Brigadier López), y que por ambas ingresarían a IESA unos 350 millones netos, descontadas las deudas financieras.

En cuanto a posibles interesados, en IEASA se manifestaron optimistas ya que se recibieron comentarios y consultas de no menos de once empresas, entre ellas la recientemente creada YPF Luz. Las adjudicaciones de estas dos usinas se resolverían a finales de la primera quincena de octubre y las transferencias a los nuevos dueños y operadores en noviembre.

EcoJournal

DEJA TU COMENTARIO