11 de julio Aniversario de Las Heras. A salvo de la posverdad

0

El 11 de Julio como histórico Aniversario de Las Heras, 91 años ya, sigue siendo el cumpleaños  de la ciudad ,  para miles de ciudadanos que así lo VIVEN, RESPETAN y RECUERDAN .

El diccionario de Oxford eligió el término de “posverdad” como palabra del año 2016, y, según la RAE es “la distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en las actitudes sociales”.

Y aquí nos encontramos frente a la “posverdad”, la cual, no es más que la prolongación de una larga tradición de engaños políticos, manipulación mediática y propaganda.

Como decía el ensayista Domingo Ródenas en una entrevista en El Periódico (2017): “No es concebible el poder político, ni la lucha política, sin el uso de la mentira o, lo que es lo mismo, de la tergiversación de la información para construir una imagen deformada de la realidad”.

Los antiguos pobladores y tantos más, custodios de la memoria de nuestro pueblo

En una ciudadanía atravesada por LAS GRIETAS que siguen vigentes, la REFUNDACIÓN DE LAS HERAS fue un proyecto político impulsado por ciudadanos nativos de la ciudad que, moneda de por medio, se atribuyeron sapiencias históricas de dudosa calaña para intentar cambiar el sentir del Pueblo.

Desde hace 91 años que los ciudadanos de Las Heras (nativos o no) viven con respeto y  orgullos las tradiciones y la HISTORIA de nuestro pueblo. Las calles embanderadas, los desfiles memoriosos de instituciones, vecinos y  autoridades se mezclaban con orgullo en los Actos de Aniversario de la ciudad, verdadero lugar de encuentro y agradecimiento a esta enorme tierra que tanto le sacaron quienes más recibieron.

Pero las  cuestiones mediáticas y populacheras no vencen a los guardianes de la Historia. Porque ya sea hoy ancianos, jóvenes y no tanto son, fueron testigos vivientes de años de tradición y respeto con los que se vive al Aniversario de Las Heras cada 11 de Julio.

En una era donde todo se discute, se construyen arteramente falsas realidades y se venden por la vil moneda, la memoria del PUEBLO está a buen resguardo. Por los hombres y mujeres que dejaron sangre y aliento, por la herencia de respeto a las tradiciones que inculcaron a los hijos de los hijos, y que no claudican el sentimiento.

Ahora, en la era de la  posverdad, vestida de costosos festivales de corto aliento, las miradas  de reojo de miles  de ciudadanos no ceden un centímetro a la oportunidad política, sesgada, que cree que se cambia el amor de un pueblo con chamuyos embarullados y dudoso sustento.

 

 

 

 

 

 

El Ciudadano de Las Heras  

Fotos: Lorenzo Echeverria (agradecimiento)

DEJA TU COMENTARIO