VORAZ DISPUTA POR EL CONTROL ACCIONARIO DE REPSOL YPF

0

Pemex y SACYR quieren la mayoría de las acciones de la Empresa

La Petrolera Mexicana PEMEX y la Constructora Ibérica SACYR VALLEHERMOSO, firmaron a finales de agosto un acuerdo para llevar poder controlar al consejo accionario de REPSOL YPF. Tendrían injerencia en la designación del Presidente de la Compañía, hoy a cargo de Antonio Brufau.Desde hace algunos años la petrolera REPSOL YPF se ha convertido en un bocado empresarial apetecible para muchos inversores y sectores económicos. Desde que la española REPSOL compró la estatal Argentina YPF, se transformó en una compañía de primera línea a nivel mundial con una importante inserción en Argentina y buena parte de América Latina, incluso extendió su actividad al Norte de África, Asia y Medio Oriente.

De ser una Petrolera del estado español, REPSOL se ha convertido en una compañía que ha ido modificando su capital accionario casi constantemente y en la actualidad hay una enorme disputa por quien cuenta con la mayoría de las acciones de la Petrolera que aún puede considerarse española.

El gobierno de Rodríguez Zapatero, como así el de Cristina Fernández de Kirchner, han manifestado su preocupación por este acuerdo, ya que no se descarta que detrás del mismo puedan existir intenciones de vender capitales y desguazar buena parte de la Petrolera Ibérica.

Los nuevos socios

Sacyr y Pemex son dos accionistas muy importantes en REPSOL YPF, la primera es una de las mayores constructoras de Europa, que además se dedica al negocio inmobiliario y que al mismo tiempo construye y administra autopistas en España. En el extranjero lleva adelante la construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá.

Luis del Rivero Asencio es el máximo referente de SACYR y tiene participación a través de “Actividades Inmobiliarias y Agrícolas, SA y Rimefor Milenio Nuevo. En la actualidad se desempeña como Vicepresidente Primero de Repsol YPF.

Mientras que PEMEX es una antigua petrolera mejicana que fue fundada años después de YPF en la Argentina a imagen y semejanza de la compañía creada por Enrique Mosconi. La petrolera azteca sigue siendo mayoritariamente estatal y por ahora viene escapando al proceso de privatización que invadió a las empresas estatales en Latinoamérica, aunque están avanzados algunos procesos de apertura a capitales privados. Es la cuarta productora de crudo mundial y está valuada como la decima tercera compañía integrada a nivel mundial.

¿Buscan el desguace?

 Dos son las empresas y dos serían los motivos. SACYR se encuentra en problemas económicos por la crisis mundial y la quiebra inmobiliaria, mientras que PEMEX podría quedarse con la parte latinoamericana de REPSOL YPF y de esta manera convertirse en una de las empresas más importantes del subcontinente y del mundo.

La constructora mantiene una deuda de 12.000 millones de euros con un grupo de Bancos españoles encabezados por el GRUPO SANTANDER.

El diario español EL PAIS mencionó que REPSOL YPF podría desinvertir en Brasil o Argentina aunque esta Operación sería “muy complicada”. Hace bastantes meses se comenta la posibilidad de que la petrolera se desprenda de los activos en la Argentina, particularmente los que posee en la Cuenca del Golfo San Jorge.

Frente a estos cambios y rumores, el propio gobierno argentino, solicitó información al respecto de los acuerdos mencionados y mostró su preocupación nombrando a un íntimo funcionario  de Julio de Vido en el Directorio de Repsol YPF en Argentina. El Secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Roberto Baratta, fue designado como Director de la Petrolera en representación del Estado Nacional.

Nueva composición del Capital accionario de Repsol YPF

 

% accionario

Participaciones significativas

42.79

Sacyr

20.01

Pemex

9.81

Criteria (La Caixa)

12.97

Free float

57.21

España

30.83

Institucional

25.99

Minorista

4.84

Extranjero

26.38

Estados Unidos

1.81

Resto del Mundo

24.57

TOTAL

100.00

Elaboración propia sobre datos de Repsol YPF

 

Por Marcelo García

Comodoro Rivadavia

Redacción EES

(extracto)  

DEJA TU COMENTARIO