Se profundizan los controles de AFIP y aumentan porcentajes de aportes patronales

0

El fisco lanzará la semana próxima una nueva declaración jurada para la presentación anual del Impuesto a las Ganancias de las sociedades. Se pedirá un detalle más amplio sobre las inversiones, los gastos y el destino de las divisas adquiridas.

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, adelantó que en los próximos días se reforzarán los controles que recaen sobre las empresas que compran dólares.

“Lanzaremos una nueva declaración jurada para la presentación anual del Impuesto a las Ganancias de las empresas. Las compañías deberán precisar qué hacen con los dólares que compran“, advirtió el titular del fisco nacional en diálogo con iProfesional.com.

La nueva versión del software, que permitirá la liquidación y presentación del impuesto, será presentada oficialmente durante la semana próxima. El aplicativo tendrá plena vigencia para las presentaciones anuales a realizarse en mayo de este año.

“La nueva declaración nos permitirá tener una lectura más certera de la situación de las compañías”, agregó el funcionario.

De acuerdo con la información a la que pudo acceder este medio, la nueva presentación anual de Ganancias obligará a dar un detalle más amplio sobre:

  • Las inversiones realizadas.
  • Los gastos afrontados.
  • El portfolio societario.
  • La compra de dólares y su destino.

Sobre el último ítem, Echegaray precisó que si “bien las compañías tienen permitido por ley comprar dólares en concepto de atesoramiento, el fisco nacional quiere saber qué es lo que realmente hacen con los dólares que compran“.

De esta manera, se completa la estrategia que se inició con el lanzamiento de intimaciones a contribuyentes que habían comprado la divisa por un monto que no se correspondía con el nivel de ingresos que habían declarado ante la AFIP.

Al respecto, Echegaray puntualizó que “se detectaron casos de monotributistas que compran dólares excediendo su capacidad contributiva”.

Suba en la jubilación, aumento para autónomos
La suba a $1.227 del haber mínimo jubilatorio, anunciada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner el miércoles por la tarde, impacta de lleno en la carga fiscal que soportan mensualmente los empleados y los trabajadores autónomos.

Cabe aclarar que, para medir el aumento del costo fiscal, no se consideran los $45 correspondientes al PAMI que elevan el monto a 1.272 pesos.

En relación a los trabajadores independientes, el incremento semestral contemplado en la Ley de Movilidad Jubilatoria, eleva desde marzo próximo la categoría más baja a cancelar a $227. En tanto, la más alta superará los $1.000.

Asimismo, los autónomos que pertenecen al segundo escalón -casi la mayoría de los contribuyentes-, comenzarán a abonar $317, mientras que ahora la suma que aportan es de 271 pesos.

En igual sentido, en lo que refiere a los asalariados, la suba en la jubilación mínima también eleva a $13.878 el tope para calcular los aportes que se descuentan de los salarios mensuales.

Por lo tanto, una vez que la AFIP actualice el esquema de tributación para los autónomos, éste quedaría diagramado de la siguiente manera:

  • Categoría I. Aporte mensual de 227 pesos:     

    • Personas físicas que ejerzan profesiones u oficios y productores de seguros con ingresos anuales hasta $20 mil.
    • Comerciantes con ingresos anuales hasta 25.000 pesos.
    • Aquellos que adhieran voluntariamente al sistema previsional (religiosos, directivos de cooperativas que no perciben retribución, amas de casa, profesionales o personas que aportan a cajas especiales, titulares de condominios sin tareas de dirección).
  • Categoría II. Aporte mensual de 318 pesos:     

    • Personas físicas que ejerzan profesiones u oficios y productores de seguros que superen como ingresos anuales los 20.000 pesos.
    • Comerciantes con ingresos anuales superiores a 25.000 pesos.
  • Categoría III. Aporte mensual de 455 pesos:     

    • Directores, administradores y conductores de sociedades comerciales o civiles, regulares o irregulares, y socios de sociedades de cualquier tipo, con ingresos anuales inferiores o iguales a 15.000 pesos.
  • Categoría IV. Aporte mensual de 728 pesos:     

    • Directores, administradores y conductores de sociedades comerciales o civiles, regulares o irregulares, y socios de sociedades de cualquier tipo con ingresos entre $15.001 y $30.000, inclusive.
  • Categoría V. Aporte mensual de 1.002 pesos:     

    • Directores, administradores y conductores de sociedades comerciales o civiles, regulares o irregulares, y socios de sociedades de cualquier tipo con ingresos superiores a los 30.000 pesos.

De igual manera, ante el ajuste de la jubilación mínima, la remuneración tope para calcular los aportes de los asalariados se elevará a partir de marzo próximo de $11.829 a $13.878.

Como el descuento con destino al sistema jubilatorio es del 11% del salario bruto, el importe máximo de la retención pasará a $1.525 en lugar de los actuales 1.300 pesos.

Asimismo, en el nuevo esquema, se elevan los montos con destino a la obra social elegida por el trabajador y al PAMI, que equivalen en cada caso al 3% de la remuneración. Entre ambos conceptos se destinarán $831 dejando atrás los $709 actuales.

Monotributo
Por último, desde la AFIP adelantaron que, a fin de perfeccionar el mecanismo de implementación, los monotributistas que más ganan tendrán que adherirse al régimen de factura electrónica recién a partir de mayo próximo. Originalmente, el plazo comenzaba a regir el próximo mes.

En una primera etapa, el organismo recaudador obligará a los monotributistas -en su mayoría profesionales- que encuadren en el último escalón del esquema de tributación, vigente a partir de este año.

Por lo tanto, la exigencia recaerá sobre quienes facturen entre $12.000 y $16.667 mensuales, ya que ambos valores delimitan el peldaño final.

En una etapa posterior, las autoridades fiscales apuntarán a incorporar al régimen a todos los monotributistas comprendidos bajo las nuevas categorías que resultan aplicables desde el 1 de enero de 2010.

De esta forma, una vez finalizada la avanzada, deberán emitir los comprobantes de manera electrónica:

  • Los profesionales monotributistas que facturen entre $6.000 y $16.667 al mes.
  • Los pequeños contribuyentes que realicen otras actividades, con ingresos mensuales que se ubiquen entre $12.000 y 25.000 pesos.

En la actualidad, la emisión de documentos electrónicos rige para contadores y abogados -entre otras actividades- que generan ingresos por más de $50.000 al mes.

DEJA TU COMENTARIO