Otro piquete en reclamo por despedidos, esta vez mas cerca, en Cañadon Seco

0

En horas tempranas vigiladores despedidos de G4s y constructores que desempeñaban tareas para Iberoamericana, bloquearon por unas horas todos los accesos a la operadora Sinopec, aunque grupos especiales de la policía se presentaron en el lugar y liberaron el tránsito. A través de declaraciones se generaron cruces entre el referente de la UOCRA Américo Palma y el secretario general de la CGT  regional Julio Gutiérrez.
A partir de las 9.30 alrededor de 50 trabajadores  despedidos G4s (ex Search) a quienes según indicaron  los habían echado con el  compromiso de reincorporarlos, se instalaron frente a la  planta de Sinopec en Cañadón Seco. A este grupo se sumaron unos 15 obreros de la construcción que desempeñaban tareas para la firma Iberoamericana.
En conjunto y con cubiertas bloquearon todos los accesos  a la planta por lo que de manera inmediata se presentó en el lugar el comisario Víctor Ramos quien tras escuchar la petición de los manifestantes les informó que estaba prohibido impedir la actividad del sector y de forma inmediata y sin que se generaran inconvenientes o algún tipo de resistencia, los efectivos de infantería avanzaron, abrieron los portones para permitir el ingreso y la salida de los vehículos de las distintas empresas.
“No queremos ir al choque, quieren poner al pobre contra el pobre pero quienes tienen que solucionar el problema no vienen” dijeron los trabajadores sobre la presencia policial y al cuestionar la ausencia de funcionarios del  gobierno.
Mientras tanto en los primeros minutos de iniciado el reclamo se presentó en el lugar el referente de la UOCRA Américo Palma quien cuestionó a los referentes del CGT por no estar al frente del pedido de la gente y al aseverar que “son funcionales al gobierno”  tras lo cual encabezó reuniones con titulares de empresas para tratar de obtener una solución.
Momentos después consultado sobre la situación  en el programa  Voces y Apuntes, el secretario general de la CGT, Julio Gutiérrez dijo: “No creo que haya sido el compañero Palma con críticas hacia mi” al tiempo que aseveró que la CGT “participa y tiene un lugar importante, siempre están las puertas abiertas y desde la UOCRA nunca vinieron a plantear ningún inconveniente”.
Sobre el reclamo en Sinopec dijo que los ex vigiladores “se tienen que hacer responsables de lo que han hecho fuera de la ley, la ciudadanía soportó todo lo que hicieron, cuando se aplicó la ley que no lo hago yo, perdieron el trabajo y estuvimos haciendo todo lo posible para que los recuperen, es una situación muy compleja sobre todo por estas escenarios que ellos generan producto de su ansiedad” y dijo que si bien estaba previsto que los ingresos de estas personas se generan en diciembre hubo retrasos y se van a concretar la segunda quincena de febrero.  “No será un año fácil” continuó y “tiene que primar la cordura de los dirigentes para evitar inconvenientes”, recalcó.
Por otro lado también hizo mención a la actividad minera al indicar que poseen una “fuerte presencia, hemos logrado que nuestros sueldos sean diferenciados a lo que  marca el convenio colectivo” y por otro lado “estamos trabajando en generar un trabajo para lograr un diagrama porque es relativamente nueva nuestra presencia” e informó que se generó  “un inconveniente  para una empresa que trabaja en Minera Santa Cruz que esperamos que se solucione un conflicto porque  se despidió a un compañero y no se le pagó el sueldo como corresponde”.

Fuente: Tiempo Sur Digital

DEJA TU COMENTARIO