Kirchnerismo y Minería, una relación que vale oro.Parte 1.

0

Con Néstor y Cristina K , el sector minero tuvo incrementos porcentuales mas que notorios en algunos rubros. Por ejemplo, las ejemplo, las exportaciones mineras del país aumentaron al 320 %en los últimos ocho años, pero las estrellas de los envíos mineros al exterior fueron exportaciones de oro que en el período 2003-2010 crecieron un 1700%.

Las notorias ganacias que han conquistado las empresas mineras se deben a la suba del oro a nivel mundial y por los bajos impuestos que se pagan en el país.

Entre el Gobierno de Néstor y la primera gestión de Cristina los proyectos en ejecución dieron un saldo abrumador:pasando de 18 proyectos en 2003 a a un total de 572 en 2010. En sólo ocho años el aumento fue del 3.077%.

La base fundamental de la explotación minera actual fue puesta en el gobierno de Carlos  Menem en los años ’90, cuandoo se modificó el histórico Código de Minería y se introdujeron leyes que facilitaron la llegada de las empresas extranjeras para  explotar yacimientos distribuidos en su mayoría en la cordillera.

La nueva situación generada en los gobiernos K tuvo variables que propicionaron el desembarco de las empresas. El aumento constante del valor internacional del oro es uno de los motivos fundamentales, al que se le debe sumar el régimen fiscal argentino-, los bajos salarios que se pagan a los obreros del sector y la facilidad que tienen las multinacionales para acceder a los yacimientos existentes en el país.

En el lanzamiento del Plan Minero Nacional el fallecido presidente Néstor Kirchner anunció en el año 2004: “nosotros creemos y estamos dispuestos a cer un crecimiento fuerte del sector, apoyarlo fuertemente y a su vez escuchar qué políticas activas desde el Gobierno nacional podemos promocionar para que evidentemente esto se agilice, la inversión sea más rápida y la dinamización del sector ayude a consolidar el proceso de crecimiento que la Argentina necesita para realmente colocarle un punto de inflexión a la crisis que nos toco vivir”.

Néstor no se quedó en lo declamatorio y esas “políticas activas” y ese “apoyo fuerte” se tradujo en una serie de facilidades para las mineras que contestaron con una importante disposición para invertir en la Argentina. Así, en 2003 las mineras invertían en el país solamente 660 millones de pesos y el año ese caudal pasó a 10.850 millones de pesos, lo que representó un salto del 1.544%.

Según información de la consultora internacional Metals Economics Group, Argentina se ubicó en décimo puesto de las inversoras metalíferas mundiales y logró capar el 3% del volumen total a escala planetaria.

Existe otra serie de rubros donde los crecimientos mineros han sido más que considerables, aunque los porcentuales son marcadamente inferiores a los registrados en la cantidad de proyectos existentes y a las inversiones.

La producción minera pasó de $4.000 a $27.200 millones entre el incremento del 568%; aunque el porcentaje es menor a los otros rubros centrales, no obstante sigue siendo muy importante y marca la impronta creciente de las compañías mineras.

Fuente: El Extremo Sur.

DEJA TU COMENTARIO