Marcelo Alejandro Ramos, presunto estafador por venta de viviendas industrializadas “baratas”. Truncadenses denunciaron.

3

Hace algunos días, un grupo de vecinos de Comodoro Rivadavia se convocaron en la Municipalidad de dicha ciudad para denunciar la estafa que sufrieron por parte de un hombre identificado como Marcelo Alejandro Ramos, quien a través de un aviso clasificado, ofrecía construir una vivienda prefabricada a precios bajos, pero que se encuentra desaparecido.

Según expresaron, las estafas rondan desde los 15 mil hasta 280 mil pesos. “El señor Marcelo Alejandro Ramos nos ha estafado, ha roto la ilusión de casi todos los que estamos acá con el sueño  una vivienda propia, ahor a está desaparecido y no sabemos dónde está. Sacaba un aviso en el diario donde las viviendas eran muy baratas, en el caso mío lo fui a ver, le llevé un auto por alrededor de 20 mil pesos, me prometió mí casa en 80 y 90 días, cosa que no cumplió. Me hizo una platea a presión porque muchas veces lo fui a planear para que me haga la platea, muy mal hecha, porque la pisas y se parte”, señaló Gustavo Pavón, uno de los damnificados de la ciudad chubutense.

En el caso de Pico Truncado, un jóven empleado de comercio de nuestra ciudad también fue estafado en su buena fe y ve paralizado momentáneamente su sueño de adquirir su vivienda propia, una situación por demás triste, debido a que junto a su mujer también comerciante se encuentran esperando su primer hijo. Según trascendió, dos familias truncadenses más habrían sido timadas.

Allanamiento

Luego de que se hiciera pública la situación que afectó a unas 80 familias que habían anticipado dinero a cambio de la construcción de viviendas, personal de la Brigada de Investigaciones cumplió ayer por la tarde con dos allanamientos ordenados por la jueza penal Margarita Pfister. Se incautaron comprobantes de pago, facturas y documentación de los damnificados.

Una de las requisas se concretó en el edificio donde funcionaba el taller de la empresa “Viviendas Industrializadas”, ubicado sobre calle Pedro Pablo Ortega 2052, entre Casimiro Szlápelis y José Álvarez del barrio Industrial. La restante se realizó en un domicilio de la calle Santa Cruz 356 de Rada Tilly, donde alquila el constructor.

Según precisaron las fuentes oficiales, la policía incautó una numerosa cantidad de facturas, documentación de las transacciones efectuadas y de los propios damnificados, así como contratos con otras empresas. El supuesto estafador fue identificado como “Marcelo Alejandro Ramos”.

Entre esos elementos de prueba para la causa también se hallaron comprobantes de los avisos que Ramos publicaba en un medio escrito para ofertar la edificación de viviendas “baratas”. También se secuestró boletas de la compra de materiales para la construcción.

El presunto estafador ya el miércoles dejó de atender su teléfono celular y se habría marchado a la localidad de Corcovado donde habría comprado hectáreas de un campo. Eso es al menos lo que cree su primo Abel Pavón, uno de los damnificados. Se estima que la suma total que se habría alzado el constructor alcanzaría el millón de pesos.

Incluso, los damnificados se acercaron el miércoles al municipio para reclamar una audiencia con el intendente Néstor Di Pierro. El propio letrado del municipio, Oscar Herrera, instó a los damnificados a radicar la denuncia en el Ministerio público Fiscal.

Centenario SUR Diario Digital

DEJA TU COMENTARIO