Parte de prensa Jefatura de Policía de Santa Cruz

1

Río Gallegos, 13-11-2012

COLISIONES Y VUELCO SIN LESIONADOS

En jurisdicción de la Comisaría Seccional Segunda se produjeron en el día miércoles dos colisiones y un vuelco, todos sin lesionados. La primera colisión fue a las 15:00, en intersección de calles Santa Fe y Estrada, entre un VW Cross Fox, patente GVM-178, que era conducido por una ciudadana de 38 años y un vehículo de misma marca y modelo, dominio HGX-947, guiado por un masculino de 30 años. En el caso del vuelco, éste fue acaecido en Autovía y Pasaje Miranday, sobre Autovía, en donde por causas que hasta el momento se desconocen, un ciudadano de 34 años quien conducía un Renault 19, patente AVR-881, perdió el control y terminó volcando. Se encontraba acompañado por dos masculinos más, mayores de edad, aunque ninguno resultó lesionado. La segunda colisión, fue a las 17:25 en el cruce entre Pasaje Mouesca y Jofré de Loaiza entre un Chevrolet Corsa, dominio FGI-563, conducido por una persona de sexo masculino de 30 años y un Ford Ka, dominio FNL-157, guiado por una ciudadana de 28 años. En todos los casos se controló documentación y se invitó a las partes involucradas al REPAT.

Oficina de Prensa Policial – División Relaciones Policiales
Jefatura de Policía de la Provincia de Santa Cruz
Comandante Luis Piedra Buena Nº 64 – Río Gallegos – Te. 422-272

  1. Impresionante como la policia averguenza o quema a las víctimas de delitos escrachándolos con la prensa para venderse como una buena policia. No saben el daño que le hacen a las personas que hemos sufrido hechos tremendos y encima tenemos que soportar que nuestros datos, que nuestras fotos, las de nuestras casas salgan en los diarios. Paren un poco por favor!!! les paso una nota que salió en el diario el Patagonico hace unos días sobre este tema.. Reflexión.
    PRETENDE QUE SE DEJEN DE UTILIZAR TERMINOS COMO “ESCLARECIMIENTO POLICIAL”
    La Fiscalía le pone límites a la Policía
    Ayer al mediodía, el Ministerio Público Fiscal convocó a todos los jefes de las distintas dependencias policiales de Comodoro Rivadavia para notificarles la implementación de un nuevo “protocolo” que tiene como fin restringir información a los medios de comunicación sobre los hechos delictivos que suceden a diario en la ciudad.

    Martes 6 de Noviembre de 2012
    La decisión la adoptó el procurador general de la provincia, Jorge Miquelarena, mediante una resolución.
    El encuentro entre fiscales generales y jefes policiales tuvo como fin establecer un nuevo “protocolo de tratamiento de los hechos penales en los medios de comunicación” (tal como fue definido). El protocolo fue implementado días pasados por el procurador general de la provincia, Jorge Miquelarena, mediante una resolución.
    Se encontraban presentes en la reunión Marcelo Cretton, fiscal jefe subrogante, Liliana Ferrari, Cecilia Codina y Juan Carlos Caperochipi, fiscales generales, mientras que por aparte de la policía concurrieron Pablo Jaramillo, Andrés Ibáñez, Héctor Quisle, Rubén Dancor, Héctor Quilaleo, Humberto Lienan, Marcelo Harris, Miguel Bustamante, Fernando Terrazas, Ariel Quinteros, Cintia García y Soledad Díaz, de la Comisaría de la Mujer, Leonardo Bustos, Alejandro Pulley, Ariel Delgado, de Criminalística, y el subcomisario Andrés García, de la Seccional Tercera.
    El protocolo regula “el modo en que el personal policial, que actúa en función judicial, deberá difundir la información que tenga en relación a su intervención”. Ante un hecho delictivo, “inmediatamente después de tomada la intervención policial, la policía actuará bajo la dirección y control del Ministerio Público Fiscal”. El Código Procesal Penal establece también que “el procedimiento preparatorio será público para las partes o sus representantes, pero no para terceros”.
    Como argumento a la hora de limitar a la policía, desde Fiscalía se resaltó que “una información suministrada en forma apresurada o desconectada de la estrategia del Fiscal a cargo de dirigir la investigación del caso puede acarrear consecuencias posteriores irreparables, no sólo en materia de investigación, sino también en cuanto a revictimización del damnificado por el delito, o a posibles testigos, violentando de tal modo el ordenamiento constitucional provincial y la norma procesal vigente”.
    Cabe destacar también que “se ha puesto en cabeza del MPF funciones en materia de investigación que imponen la dirección del proceso y una modalidad de trabajo en equipo con la institución policial que exige una actuación regulada y coordinada. Tal vinculación hace que conceptos tales como el ‘esclarecimiento policial’ carezcan de sentido. El norte del éxito hoy está dado únicamente por la solución de los conflictos y la obtención de sentencias judiciales que establezcan la existencia de los hechos investigados, su carácter delictivo y la autoría de quienes los concretaron”.

    SIN PRECISIONES
    “La información deberá ser brindada de una manera general, sin precisiones”, según trascendió luego del encuentro.
    Allí la Fiscalía exigió a los comisarios que ante la consulta de la prensa por los hechos delictivos no se identifique a las víctimas, y no se indiquen tampoco los lugares precisos donde sucedió el delito. Según el “protocolo”, ello tiene como objetivo no entorpecer la investigación.
    Incluso busca que el cordón policial y el campo de trabajo en hechos graves u homicidios sea más amplio del normal, para no permitir que la prensa capte lo que ocurre de primera fuente.
    Sin embargo, el uso responsable de la información siempre primó al menos entre los cronistas policiales y judiciales de Diario Patagónico que respetan estos planteos. Huelgan los ejemplos en los que desde estas páginas se preservó a las víctimas, no dando precisiones de domicilios particulares justamente para no entorpecer las investigaciones, así como por la propia seguridad de quienes fueron objeto de algún delito.
    El acento siempre se ha puesto en la búsqueda constante de dar a conocer las nuevas modalidades delictivas que se van mutando en la sociedad y denunciar los hechos de inseguridad pública que atentan contra el equilibrio de las relaciones y la vida cotidiana de las personas.
    “La Policía podrá brindar datos, pero que se encuadren dentro del protocolo”, aclararon finalmente desde el departamento de prensa de Fiscalía.

DEJA TU COMENTARIO