Joven se debate entre la vida y la muerte tras brutal golpiza

0

Fue agredido por personas en situación de calle que se congregan en un predio abandonado de Perito Moreno y Kirchner. La víctima con discapacidad mental, está internado en terapia intensiva del HRRG. La policía detuvo a un sujeto y otro es intensamente buscado.

Un muchacho con discapacidad mental fue violentamente golpeado por indigentes, ahora se debate entre la vida y la muerte en el Hospital Regional de Río Gallegos.

La víctima es un joven de 37 años de la comunidad gitana, conocido en la ciudad, ya que acostumbra a transitar por el centro, de un lado para el otro, y en ocasiones mendiga para la comprar cigarrillos.

Su hermano se acercó en la noche del lunes a la Comisaría Segunda para denunciar el paradero desconocido, ya que la última vez que lo había visto en su casa fue en la tarde del domingo. Comentó que acostumbraba a salir durante el día, pero siempre regresaba a dormir en su domicilio de la zona de Perito Moreno y Urquiza.

Tras efectuar la denuncia policial por la desaparición de su hermano, el hombre salió a recorrer las inmediaciones a su propiedad. También desde la Policía se adoptó el protocolo correspondiente y se inició la búsqueda, alertando del caso a otras dependencias policiales de la ciudad.

Pero fue su hermano, que momentos después lo halló ensangrentado y tirado inconsciente en el predio abandonado ubicado en avenida Kirchner y Perito Moreno. En ese sitio, donde en algún momento se había anunciado la instalación de un cine y que es responsabilidad del Consejo Provincial de Educación, es conocido porque allí se congregan indigentes y personas con problemas de alcoholismo.

Brutal golpiza

La víctima ingresó en grave estado al Hospital Regional, y debió ser internado en la sala de terapia intensiva con graves lesiones en el rostro y en el cuerpo. Su estado es delicado y reservado, indicaron las fuentes sanitarias consultadas por TiempoSur. Preocupa las lesiones internas que sufrió.

Aparentemente el muchacho, se acercó al sitio donde luego fue hallado tal vez invitado por uno de los agresores. Desde hace unos meses, el lugar que algunos consideran que es un “aguantadero”, se encuentra cubierto con paneles de madera aglomerada. Allí es común que las personas en situación de calle o con problemas de alcoholismo, se junten a consumir bebidas alcohólicas. Fue en esas circunstancias, que fue brutalmente atacado el joven y abandonado.

Personal policial de la Comisaría Segunda inició una investigación bajo la supervisión de la jueza Marcela Quintana a cargo del Juzgado de Instrucción Nº1. Se demoró a cuatro sujetos durante la mañana de ayer, quienes frecuentan el sitio donde se produjo la violenta agresión. Tras ser identificados, y extraerle muestras, entre ellas sanguíneas y se incautaron prendas de vestir, pero solo uno de ellos de 21 años quedó detenido a disposición de la Justicia. En tanto se pudo saber que se busca a otro individuo que habría tenido relación directa en el brutal hecho.

Investigación

En el marco de la investigación, un equipo encabezado por el comisario Walter Aguilar, inspeccionó el sitio donde se produjo el hecho. Peritos de la División Criminalística también tomaron muestras de sangre en un colchón en desuso y en el piso. También se incautaron otros elementos que son materia de investigación y serán sometidos a pericias.

En este marco, se pudo conocer a través del servicio especial de la comisaría, que algunos de los sospechosos asistían a un centro social denominado “San Ceferino” de Caritas Diocesana ubicado en Mendoza y Almirante Brown en la zona de la costanera. Hasta allí se traslado el personal policial, y logró incautar prendas de vestir que presumiblemente tenían manchas de sangre y que los implicados pretendían lavar o deshacerse de ellas. La ropa será sometida a exámenes forenses para determinar si las manchas son de sangre, y si son compatibles con la víctima.

Además se trata de obtener registró de cámaras de seguridad de las inmediaciones donde sucedió el hecho, que posibilite determinar a los sospechosos estuvieron en el sitio en el momento que se produjo la cruel golpiza.

El caso causó indignación en las redes sociales, ya que en un momento se solicitaba colaboración para la búsqueda, pero luego de conocerse el estado en que fue encontrado, hubo enojo y bronca, pero a su vez mensajes de apoyo para que el joven se pueda recuperar lo antes posible.

Fuente: TIEMPO SUR.

DEJA TU COMENTARIO