Tragedia de Once: Julio De Vido fue condenado a 5 años y 8 meses de prisión

0

El ex ministro de Planificación también fue inhabilitado de por vida para ejercer cargos públicos

El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido fue condenado a 5 años y 8 meses de prisión por el Tribunal Oral Federal 4, integrado por los jueces Pablo Bertuzzi, Guillermo Costabel y Gabriela López Iñíguez, en el marco del juicio por la tragedia ferroviaria de Once.

Los jueces también fallaron por inhabilitar de por vida a De Vido para ejercer cargos públicos. El ex funcionario escuchó la sentencia por teleconferencia desde el penal de Marcos Paz, donde está detenido desde octubre de 2017.

En tanto, el segundo acusado, Gustavo Simeonoff, ex titular de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (UNIREN), fue absuelto.

De Vido fue condenado por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y fue absuelto por el estrago culposo. Eso significa que para los jueces De Vido fue responsable por el mal uso de los recurso públicos que la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) recibió del estado y porque el estado no controló a la compañía. Pero no lo consideraron responsable por las muerte de las 52 personas y los más de 700 heridos que dejó la tragedia, ocurrida el 22 de febrero de 2012 cuando un tren de la línea Sarmiento chocó en la estación de once.

De Vido recibió casi la pena máxima para el delito de administración fraudulenta, que es de seis años. Los fundamentos del tribunal se conocerán el próximo 10 de diciembre a las 12 horas. Además, los magistrados dispusieron que cuando la condena quede firme se le pida a la Cámara de Diputados el desafuero de De Vido.

“Justicia para los muertos y los heridos de Once. Justicia!”, gritaron los familiares en las escalinatas de los tribunales de Comodoro Py tras el veredicto.

De Vido escuchó la sentencia en la cárcel, a través de una computadora

De Vido escuchó la sentencia en la cárcel, a través de una computadora

“Es un logro. De Vido hoy no puede decirse que es un perseguido político. Es un delincuente. Hoy Argentina es un país mejor porque hay un delincuente preso”, dijo Leonardo Menghini, abogado de los familiares de las víctimas y tío de Lucas Menghini Rey, uno de los fallecidos en once.

A las 14:35, De Vido apareció en la videconferencia desde la cárcel de Marcos Paz. Estaba sentado, solo y vestía un pulover bordó. Escuchó la condena e inmediatamente le hicieron firma la condena.

La condena puede ser apelada. La querella de los familiares ya anunciaron que lo harán para que sea condenado por el estrago culposo.

En la última audiencia del proceso, realizada esta mañana, De Vido había dicho sus últimas palabras, en las que apuntó contra la Casa Rosada. “Sé claramente dónde estoy y el motivo. Es una decisión política del presidente Macri”, afirmó el ex funcionario kirchnerista  a través de una videoconferencia desde la cárcel de Marcos Paz, donde se encuentra detenido.

La condena por la tragedia de Once fue la primera contra De Vido, quien deberá afrontar otros frentes judiciales. En febrero próximo comenzará el juicio oral por las irregularidades en la obra pública que recibió el empresario Lázaro Báez. Allí será juzgado junto a la ex presidente Cristina Kirchner.

El ex funcionario, además, tiene otro proceso oral por la compra de trenes chatarra a España y Portugal que iba a comenzar la semana pasada y se postergó para fin de mes. Y tiene otras causas en las que está acusado, como la de los cuadernos de la corrupción de funcionarios del gobierno anterior y empresarios.

Gustavo Simeonoff, el segundo acusado, fue absuelto

Gustavo Simeonoff, el segundo acusado, fue absuelto

Por los delitos de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y estrago culposo seguido de muerte, el fiscal Juan García Elorrio había pedido que De Vido sea condenado a nueve años de prisión y Simeonoff a cuatro, en tanto que la Oficina Anticorrupción (OA), también querellante, planteó 10 años para De Vido y tres años y tres meses para Simeonoff.

La acusación a De Vido fue porque, sabiendo por informes de organismos de control del mal estado del servicio ferroviario, a pesar de los millonarios fondos públicos que recibió la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), no hizo nada para mejorar el funcionamiento o para sancionar a la empresa. Y que eso fue parte de lo que provocó la tragedia. Por su parte, la imputación a Simeonoff es que tenía a cargo la renegociación del contrato de TBA -que estaba vencido- y no hizo nada. Las defensas pidieron las absoluciones.

La tragedia de Once ocurrió el 22 de febrero de 2012 cuando un tren de la línea Sarmiento chocó contra uno de los andenes de la estación y provocó la muerte de 52 personas y dejó a otras 789 heridas.

El viernes pasado quedaron detenidos 19 condenados en el primer juicio que tuvo el caso. Entre ellos el ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi (condenado a cinco años y medio de prisión); el dueño de TBA Claudio Cirigliano (siete años) y el maquinista Marcos Córdoba (tres años y tres meses), entre otros.

La Cámara Federal de Casación Penal rechazó la semana pasada las apelaciones para que las condenas sean revisadas por la Corte Suprema y así se comenzaron a cumplir las condenas.

Fuente: INFOBAE.

DEJA TU COMENTARIO