Detienen al segundo sospechoso de la brutal golpiza al joven gitano

0

Fue arrestado en inmediaciones de la vivienda de sus padres en Ramón Lafuente al 900. La policía realizó un allanamiento en el domicilio en busca de prendas de vestir manchadas de sangre. Hoy será indagado junto al otro implicado. Se aguarda que la víctima pueda recuperarse del violento ataque.  

Un segundo sujeto fue detenido por la violenta agresión al joven gitano que se debate entre la vida y la muerte en el Hospital Regional de Río Gallegos. Efectivos de la Comisaría Segunda arrestaron ayer al segundo sospechoso de la brutal golpiza que fue víctima del muchacho gitano conocido como “Alfonso” de 37 años. El individuo fue detenido en inmediaciones de la vivienda de sus padres, en calle Ramón Lafuente al 900 y quedó a disposición de la jueza Marcela Quintana del Juzgado de Instrucción Nº1. Se trata de muchacho de 23 años, que se suma al de 21 años que fue aprehendido el martes, y que hay fuertes indicios de que son los autores del cruel hecho.

Se estima que ambos –que cuentan con antecedentes policiales– sean indagados hoy por la Jueza y se defina su situación judicial, ya que los cargos que se le imputan en un principio “lesiones graves”, entre otros.

Tras la detención del segundo sospechoso, las autoridades judiciales ordenaron que se allane la vivienda donde reside. Allí los investigadores junto a peritos de la División Criminalística inspeccionaron la propiedad en busca de prendas de vestir con manchas de sangre. El procedimiento se concretó en la tarde de ayer, y fue encabezado por agentes de la Comisaría Segunda supervisados por el comisario Walter Aguilar.

En coma farmacológico;

La víctima que se encuentra en coma farmacológico, está internada en la sala de terapia intensiva del Hospital Regional desde la noche del lunes, luego que fuera hallado gravemente herido e inconsciente en el predio abandonado ubicado en avenida Kirchner y Perito Moreno, a pocas cuadras del domicilio donde reside con su familia.

Es conocido en la zona, ya que a menudo pasea por las inmediaciones o por el centro de la ciudad, y en ocasiones solicitaba dinero para comprar cigarrillos o consumir hojas de coca. Padece una discapacidad mental, y la última vez que fue visto por su hermano fue la tarde del domingo. Fue por ello que al día siguiente radicó una denuncia por paradero desconocido en la Comisaría Segunda, ya que no acostumbraba ausentarse de su hogar. Fue el hermano quien lo halló en el predio donde se acostumbran congregar personas en situación de calle o con problemas con el alcoholismo.

Al hospital ingresó en grave estado, y debió ser intervenido quirúrgicamente, y los médicos aguardaban su evolución para determinar que secuelas tendrá por la violenta agresión que fue víctima. Indicaron que eran cruciales las primeras 48 horas, y deberá seguir internado, ya que su recuperación será lenta.

Mientras tanto la policía ya tiene dos detenidos que están comprometidos en la causa, por los testimonios de otros indigentes, las prendas de vestir con manchas de sangre incautadas y el registro de las cámaras de seguridad de las inmediaciones del predio donde se produjo la cruel golpiza.

Fuente: TIEMPO SUR.

DEJA TU COMENTARIO