Incertidumbre por futuro de YCRT: “La única moneda de ajuste somos los trabajadores”

0

Así lo manifestó a Radio Nuevo Dïa, Ariel Wanzo, de la Junta interna de la empresa en Punta Loyola. Dijo que si bien se observa cierta predisposición a la venta del carbón, no hay mayores detalles sobre su destino. Indicó que siempre temen por posibles despidos en el futuro ante el poco presupuesto

2018 fue el año más conflictivo para YCRT en mucho tiempo, en el marco del ajuste nacional, cientos de despidos conmocionaron a la Cuenca Carbonífera y produjeron un largo conflicto para reincorporar a los trabajadores.

En el caso de Punta Loyola, los trabajadores del puerto de la empresa no estuvieron ajenos, ya que varios de ellos fueron notificados de su despido durante este año. Uno de ellos fue Ariel Wanzo, quien es secretario adjunto de la junta interna de la empresa en ese sector, quien finalmente logró su reincorporación.

Para conocer la actual situación de YCRT y la proyección que realizan los trabajadores respecto a su futuro, “Arriba el Día” de Radio Nuevo Día 100.9 se comunicó con él.

Wanzo evaluó que han existido cambios positivos en cuanto a obras, pero la incertidumbre laboral no es algo que haya finalizado, sobre todo teniendo en cuenta los ajuste presupuestarios.

“Si bien nosotros vemos que hay una pequeña predisposición  por parte de la empresa con el tema de la venta de carbón. O por lo menos es lo que se ve en Punta Loyola, donde se han hecho promesas y han llegado materiales que eran necesarios, que si bien ya existían dentro de la empresa ahora por lo menos están llegando desde Río Turbio” manifestó, indicando que se ha podido completar la obra de una cinta transportadora que permite el acopio del carbón.

El dirigente sindical agregó que también se están finalizando las obras de las cintas que permiten cargar el buque para la venta del carbón. Señaló, que luego de completar estos pasos, “la planta estaría prácticamente operativa para el tema de la venta”. “Lo que pasa es que no tenemos idea de a quién se le va a vender, no tenemos idea qué buque va a venir” dijo y agregó: “Hay mucha incertidumbre en cuanto a un montón de cosas. En caso de que se quieran vender 30 mil toneladas mensuales, hoy por hoy, lo que estaría faltando es la disponibilidad de locomotoras, esto con un presupuesto acotado como con el que se va a contar no hay lugar para inversiones”.

Miedo a los despidos 

“La gente mucha veces tiene miedo. Yo podría decir que, hoy por hoy lo que tendríamos que hacer es agarrar, salir a la calle, decir ‘miren muchachos, esto no alcanza, queremos un compromiso firmado, que diga que no va a haber despidos ni nada’ pero muchas veces el mido que tiene el afiliado al gremio hace que diga ‘bueno, vamos a ver qué pasa y a a esperar’ y muchas veces termina siendo tarde” detalló Wanzo, añadiendo que “bajo este miedo que reina dentro de la empresa es difícil poder hacer algún tipo de medida gremial”.

“La ecuación que tenemos que hacer es fácil. Los materiales para la producción van a aumentar su precio y si se quiere producir hay que pagarlos, y sin plata la única moneda de ajuste que tenemos son los trabajadores” expresó.

“Lo que podemos llegar a vaticinar, siendo un poco oscuros o no tan positivos, son despidos. Quizás no este año, porque es electoral, pero después todo termina dependiendo de quién gana las elecciones para ver si nosotros seguimos o qué puede llegar a pasar con la empresa” cerró.

Fuente: (El Diario Nuevo Día) 

DEJA TU COMENTARIO