Las Heras; Nueve días encadenadas y cuatro con huelga de hambre

0

Las empleadas municipales no ceden pese al hambre. Quieren que el intendente Carambia las escuche y recapacite. Son empleadas cuyo contrato finalizó o que han sido puestas a disposición, luego de la multitudinaria marcha del 28 de enero. Una de ellas, Ángela Sánchez de APAP, sostuvo que “hay gente que la está pasando realmente mal”.

La medida de fuerza con cinco empleadas municipales en Las Heras cumplió ayer su noveno día y su cuarto día de huelga de hambre. De hecho, en la noche del lunes una de las manifestantes debió ser atendida por personal médico luego de desmayarse mientras daba su testimonio a un medio de comunicación.

Una de las trabajadoras desvinculadas por la gestión del intendente José María Carambia es Ángela Sánchez, la secretaria general de APAP, quien llevó a cabo una importante manifestación frene a la Comuna el 28 de enero, junto los Sindicatos Unidos.

Sánchez dialogó con La Opinión en Radio, por FM San Jorge, desde el improvisado refugio frente al Municipio, donde hace más de una semana espera que Carambia ceda en su posición y recapacite. “Quien nos llevó a tomar esta medida es el intendente con sus mentiras y doble discurso. A mí me reconoció los primeros tres años (como referente de APAP) y ahora me desconoce. Nosotros buscamos dialogo incansablemente, pero Carambia no acepta la crítica. No está dispuesto al dialogo”, manifestó.

La secretaria de APAP sostuvo que en Las Heras “hay gente que la está pasando realmente mal. Por eso, el reclamo de aumento salarial y que cesen los despidos y la persecución salarial”.

“Son tan insensibles que no ven detrás de cada persona una familia, sino un numero. Ya nos dimos cuenta que clase de Gobierno es este”, sentenció.

Los despidos

El Municipio de Las Heras finalizó el contrato de Sánchez luego de 14 años. Otra de las encadenadas trabajó 8 años en la comuna, cuatro como plan social y cuatro como contratada. Según relató la secretaria de APAP, la mujer recibió la noticia de su desvinculación el 29, luego de la marcha. El dato llamativo es que según el telegrama, cesó su relación laboral el 8 de enero, pero trabajó todo el mes sin ser notificada. Otra trabajadora, con 15 años de contrato fue puesta a disposición el mismo día. “A raíz de esa manifestación, se dieron varios despidos”, aclaró la sindicalista.

“El salario más bajo” de la Provincia

Por último, “la trabajadora, mujer y madre de familia” que permanece encadenada frente al Municipio marcó que el de los municipales de Las Heras es “el salario más bajo” de Santa Cruz. “Quien menos gana no supera las $11.000 y quien más gana, con ítems y horas extra no pasa de los $20.000″.

A esto se debe el reclamo de aumento salarial y la inclusión de los trabajadores a planta permanente. “Hago responsable a Carabmia por todo esto. Si estamos acá es porque no nos quedó otra. Es el último recurso que tenemos”.

Fuente: LA OPINION AUSTRAL.

DEJA TU COMENTARIO