Vaca Muerta le da la espalda a los comerciantes más chicos

0

La Cámara de Comercio les puso número a los locales que están cerrados. Asegura que son casi 300 unidades las que bajaron sus persianas.

El derrame de Vaca Muerta en la economía provincial no llegó todavía a los comercios minoristas neuquinos. Un informe de la Asociación de Comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén (Acipan) apuntó que cerca de 300 negocios tienen sus persianas cerradas en Neuquén.

“El fenómeno de Vaca Muerta mueve un poco más la economía. La recesión que se ve en la economía nacional se ve reflejada en Neuquén pero un poco menos por el movimiento de Vaca Muerta. Esto en las actividades que están directamente ligadas como son las empresas de servicios petroleras locales y los comercios que proveen de forma directa insumos a la industria petrolera”, señaló Daniel González, presidente de Acipan.

Marcó que “por otro lado debido a la cantidad de gente que viene de afuera , la hotelería y gastronomía se ven beneficiadas”.

Pero diferenció que todo el movimiento generado por los no convencionales no se ha visto reflejado “en el comercio minorista y eso creo que se va a ver en función del empleo y del poder que tengan los trabajadores de hacer sus compras acá en Neuquén”.

“Se vería reflejado a través del consumo que tengan los trabajadores en la medida que se incremente el número y que vengan a Neuquén a consumir”, agregó González.

Observó que con los trabajadores que son de otra provincia con diagramas de 14 X 7 ocurre generalmente que “cuando tiene esa semana de franco se está yendo a su lugar de origen”.

Señaló que los cierres de comercios se observa más en el rubro calzado, indumentaria, y autoservicios pequeños como son los almacenes de barrios.

Dijo que además ven mucha rotación, o sea un gran dinamismo en la apertura y cierre. “Algunos que se quedaron sin trabajo y con el monto de la indemnización colocó un negocio sin saber el agobio que hoy tiene el comerciante con lo que son los costos de los alquileres, más la presión impositiva, y las tarifas”, indicó.

En agosto de 2018 los locales comerciales cerrados o en alquiler en las zonas del Alto y Bajo alcanzaron el 11,3% y en enero de 2019 llegaron al 13,1%.

En una recorrida de “Río Negro” por calle Sarmiento desde Avenida Argentina hasta Láinez se detectó que en una misma cuadra de 12 comercios habían cuatro que estaban inactivos. Se trata del sector entre Misiones y Don Bosco. Uno de los que bajó sus persianas era una confitería que cerró a fin de año pasado y otro una casa de tecnología.

Una comerciante de esa cuadra que tiene un local de venta de ropa hace más de 10 años confesó que “por las pocas ventas que hay estoy pensando en cerrar”. Dijo que paga 30 mil pesos de alquiler y con los impuestos más las escasas ventas se le hace muy difícil sostenerlo.

Mencionó que los cierres empezaron a ser más habituales desde hace dos años.

Un relevamiento de Acipan de la segunda quincena de enero de 2019 en la zona del Bajo registró una totalidad de 903 locales comerciales de los cuales 104 estaban cerrados o en alquiler (11,5 %). En el Alto se contabilizaron 1.346 locales con 191 que estaban inactivos representando un 14,2% del total.

La comuna habilitó en 2018 531 locales.

En alerta con los próximos aumentos de tarifas eléctricas

Un grupo de comerciantes autoconvocados de los rubros gastronómicos, automotriz, y de accesorios manifestaron su preocupación por la caída en los niveles de consumo, las tarifas elevadas y la inflación que aseguraron es un combo que provocó que el sostenimiento de su actividad sea un hecho cuesta arriba. Están intranquilos ante los nuevos valores en los servicios de luz y agua que llegarán con nuevos aumentos en marzo.

El concejal de Unidad Ciudadana Marcelo Zúñiga señaló que alrededor de 20 dueños de comercios de mediana superficie se autoconvocaron: “Su preocupación es la cuestión tarifaria (en particular la tarifa eléctrica) y el impacto de eso en la inflación en los productos que comercializan, y el sostenimiento de la mano de obra”, apuntó.

Zúñiga comentó que se reunió con frentistas y comerciantes de avenida del Trabajador que sostienen que por las obras del Metrobús cayeron sus ventas desde el año pasado entre un 60 y un 80 por ciento.

Comunicó que tras algunas gestiones la municipalidad se hará cargo del gasto del consumo de energía eléctrica que tuvieron en los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2018 aunque el edil dijo que “vamos trabajar para ampliarlo porque un año de pérdida no se compensa con tres meses que se haga cargo de la boleta”.

El grupo beneficiado fue de 36 comerciantes y el edil agregó que los afectados son 70 por lo que buscarán incorporar a los que faltan.

Otra de las medidas que se avanzó es eximir a los contribuyentes que tienen sus locales en avenida del Trabajador, entre las calles Necochea y Valdivia, del pago de tasas comerciales en 2018 y para el primer semestre del 2019.

“Va a ir al Concejo Deliberante y lo vamos aprobar con una ordenanza”, informó .

Fuente: DIARIO RIO NEGRO.

DEJA TU COMENTARIO