Apuntan al círculo íntimo del hijo del policía baleado

0

El personal de la Seccional Primera de la ciudad del norte de la provincia aún se encuentra tras los pasos de un malviviente que baleó al hijo de un policía retirado en la mañana del sábado. El joven aún se encuentra en el hospital de Caleta Olivia.

En la jornada de ayer no surgieron novedades de relevancia sobre el caso del joven que fuera baleado en la mañana del sábado en Pico Truncado, pero las averiguaciones ahora se centraron en el círculo íntimo del agredido.

Fuentes investigativas consultadas por La Opinión Austral indicaron que hasta el momento no se libraron órdenes de detención para dar con el sospechoso del ataque a Castro (apellido del joven que fue baleado), ya que no se pudo individualizar al autor.

Castro, además de ser un joven que últimamente se ha visto involucrado en delitos menores, es hijo de un policía retirado de la ciudad, quien hace unos años terminó su carrera como agente de la fuerza de seguridad en Koluel Kayke.

De igual manera, trascendió que la investigación apunta a los amigos del muchacho. Aparentemente, Castro estaba consumiendo bebidas en la casa de un amigo cuando, en un momento determinado, comenzó a discutir con uno de ellos, pelearon y en un momento dado, el agresor sacó un arma y le dio dos balazos, uno en la axila y el restante en uno de sus brazos.

La hipótesis que maneja la Policía es que, tras el ataque, fuera el mismo agresor quien llevó a Castro al hospital.

Esta teoría la manejan los investigadores porque vecinos testigos que estaban en inmediaciones del hospital dieron características del conductor del rodado: se trataría de uno de los amigos de Castro, un delincuente conocido por la Policía por otros delitos. Esto no pudo ser confirmado, pero el sujeto sería de apellido Jiménez, un delincuente que estuvo preso por el delito de robo y que habría elegido el crimen como estilo de vida.

De igual manera, lo cierto es que Castro fue derivado en la tarde del sábado a Caleta Olivia y pese a que en principio se pensaba que tenía heridas graves, se supo que la herida de bala que dio en uno de sus bíceps tenía orificio de entrada y salida, siendo que la restante solamente le rozó la axila.

Asimismo, el caso lo lleva adelante la Comisaría Primera de la localidad, que pidió apoyo a los agentes de la Dirección de Investigaciones (DDI) local para dar con el rodado con el que trasladaron a Castro al centro asistencial.

El hecho

Tal como adelantó este medio, Castro fue ingresado en la guardia del hospital de Pico Truncado cerca de las 6 de la mañana.

Fue llevado por un auto que lo habría levantado en la avenida Gobernador Gregores de la localidad del norte, siendo atendido por sus heridas. Un efectivo que hacía adicionales en el centro asistencial fue quien, por oficio, dio aviso a sus pares de la Seccional Primera para comenzar las averiguaciones pertinentes.

Fuente e Imagen: LA OPINION AUSTRAL.

 

DEJA TU COMENTARIO