Las promesas fantasmas en el Hospital de Pico Truncado, festejan su primer año de vida.

0

Hace aproximadamente un año atrás, se registró un incendio en un sector del Hospital de Pico Truncado, el cual originó que quede inhabilitado el servicio de sala de parto, neo, pediatría, maternidad y quirófano.

Un año atrás exactamente, el Hospital Distrital de Pico Truncado sufrió un incendio por el sobrecalentamiento de un sillón de parto, lo que genero que todo el servicio de sala de parto se quemara, dejando inhabilitado por la expansión de humo y otros daños ocasionados, el servicio de recepción de neo, pediatría, maternidad y quirófano.

La atención por aquellos momentos se continuó brindando en diferentes lugares de manera nómade, (clínica San Lucas, en la guardia del hospital y finalmente en el hogar de ancianos), con el afán de garantizar la atención a la comunidad, sin una infraestructura necesaria, ni el recurso material que la complejidad de las enfermedades atendidas requería.

A los 3 meses del aberrante suceso, personal del IDUV conjuntamente con las autoridades del Hospital, se comprometieron a reabrir los servicios de clínica médica y guardia, asegurando al personal que trabaja en el hospital que en tres semanas las reparaciones necesarias se realizarían, pero esas tres semanas se convirtieron en meses de incumplimiento, y con ello, vino el sometimiento al personal que trabaja en el hospital a cumplir sus funciones con lo que había y como se podía.

Esas tres semanas, hoy 5 de junio de 2019, se transformaron en un año. Tristemente los servicios que fueran afectados continúan sin ser habilitados como corresponde para trabajar en forma segura.

El servicio de sala de parto esta improvisado en una habitación dentro de la sala de maternidad, donde se internan las pacientes embarazadas, la sala de pediatría no se habilitó, tampoco la sala de preparto y parto, mucho menos se pintó el pasillo central, sin olvidar que el servicio de lavadero trabaja un solo turno por falta de personal, privando de esta manera de disponer con lo mínimo que se necesita para atender un enfermo: una cama con sabanas limpias.


En este contexto, a un año del incendio, el día martes 4 de junio apareció la comitiva del Ministerio de Salud, encabezada por la Ministra  odontóloga Rocío García, haciendo acto de presencia en el nosocomio en concordancia con la época de campaña política, acompañada por la Administradora del Hospital la Sra. Haro Yanina, y el Director DiegoLourenco, ambos aliados políticos de la titular de la cartera sanitaria de Santa Cruz.

Entre los trabajadores que estaban presente al momento de la visita protocolar, se sintió vergüenza ajena e impotencia debido a que se paseaban por los pasillos del hospital obstaculizando la tarea que se realizaba y además, queriendo mostrar una realidad que no existe, el hospital sigue como hace un año atrás, sin los materiales necesarios para trabajar y cayéndose a pedazos, mientras tanto la Sra. Ministra, la Administradora y el Director local, hacen actos de política faltando a la realidad que se vive día a día.


En el olvido quedaron las promesas de refacción reales de los servicios dañados, el cese de la precarización de los monotributistas que trabajan en el hospital, la incorporación de personal de enfermería que cada vez es más escaso, y por sobre todas las cosas, un Hospital adecuado a las demandas de salud que la comunidad exige, para dar cumplimiento de esta forma a la función del estado provincial: Garantizar el acceso a un servicio de salud seguro, eficiente y oportuno para la comunidad Local.

*Texto enviado en el día de ayer por un trabajador del Hospital quien prefiere guardar el anonimato por temor a represarías.

Fuente e Imágenes: Truncado Informa.

DEJA TU COMENTARIO