Caleta Olivia insegura: Le Marcaron la Casa y le Robaron todo lo que tenía, hasta la Comida.

0

Ayer, delincuentes robaron la vivienda de una joven caletense. La damnificada vive “con lo justo”, pero no les importó y le robaron diversos elementos con más valor emocional que económico. “Todo era importante para mí”, dijo. También le vaciaron la heladera. Ahora planea mudarse. 

Sucedió en la madrugada de ayer. Una joven de sólo 25 años llegó a su domicilio, en el barrio José Koltun de Caleta Olivia, y encontró la puerta de acceso barreteada y todo en el interior revuelto. De inmediato se percató que faltaban muchas de sus pertenencias y convocó a la Policía.

“En realidad no fueron muchas las cosas y la mayoría de poco valor económico a ojo público. Para mí todo valía muchísimo, porque las adquirí con mi esfuerzo, pero no me gustaría que a alguien más le pase y pierda más que yo o le hagan daño”, señaló la damnificada en diálogo con La Opinión Zona Norte.

La mujer está bien, pero perturbada por hallar su casa violentada y por la pérdida de sus pertenencias. Por estas horas analiza mudarse, dado que no se siente segura. “No puedo dormir bien. Pensé en reforzar la puerta, traer perros. Todo sería un gasto para mi familia y para mí. No estoy tranquila”, argumentó.

La Policía encontró 3 tipos de huellas diferentes, por lo que se estima que el hecho podría tener igual cantidad de autores. “Para mí, cada papelito de la casa tiene un gran valor”, señaló la joven, y relató que la despojaron de ropa, zapatos, diversos elementos de cocina, comida -le vaciaron la heladera-, un reproductor de DVD y 30 pesos en monedas que estaban en una bolsita.

“Mucha gente me dice que se llevaron pavadas, pero eran mis cosas. Me costó mucho tenerlas”, indicó. Además, agregó que no contaba con dinero para comprar comida ese día, de ahí la indignación de ver que le habían saqueado sus víveres.

Entre los elementos robados, se encontraban cuatro cuchillos de cocina, de los cuales tres eran obsequio de su padre. Además, en el ingreso a su vivienda notó una marca que no estaba allí al momento de dejarla la noche anterior al robo. Se trataba de una línea recta, pintada cerca de la puerta (foto), que en la simbología delincuencial significaría “no vale la pena”.

Actuó en el lugar personal de la Comisaría Segunda y del área de Criminalística. La joven, en su desesperación, se comunicó al número de emergencia y un móvil de la Seccional de la jurisdicción tomó su pedido. “Me dijeron que es probable que no recupere nada. Es terrible”, culminó.

Fuente: La Opinión Austral.

DEJA TU COMENTARIO