Señalan que la quita del IVA a productos no impactó positivamente

0

Héctor Polino, referente de Consumidores Libres, se refirió a la medida del Gobierno Nacional en relación a la quita del IVA a 13 productos básicos. Sostuvo que no tuvo un impacto positivo en la economía del hogar y que fue “una decisión apresurada con un claro carácter electoral” que afectó a todas las provincias.

Héctor Polino, representante legal de Consumidores Libres, dialogó con “No Tan Temprano” por Radio LU12 AM680 sobre la quita del Impuesto al Valor Agregado en 13 productos de la góndola de supermercados, medida que tomó el Gobierno Nacional con la intención de paliar la situación económica.

En principio, indicó que el descuento del IVA que debió haber sido efectuado a través de las tarjetas de débito no se hizo y que, de haberse realizado, “el consumidor se hubiera enterado de ese reintegro en su cuenta del 10,5% o del 21% de acuerdo al producto”.

Como eso no ha sucedido, continuó, “la mayoría de los comercios no lo han descontado, eso hubiera favorecido a la bancarización de las operaciones y hubiera reducido las ventas en negro”. Además, explicó, “el beneficio hubiera alcanzado concretamente a los sectores más necesitados, jubilados, pensionados, beneficiarios de la AUH, aquellos que tienen planes sociales, etcétera”.

En otro tramo, indicó que el consumo “no ha repuntado” porque “los aumentos de precios continuaron y no hubo aumentos salariales para compensar esos aumentos de precios y en consecuencia el consumo no sólo que no aumentó sino que continuó en caída”.

Sobre los productos seleccionados para la quita del IVA, indicó que hay productos importantes que no están incluidos, como la carne vacuna, pollo, pescado, frutas y verduras, y consideró productos que sí están incluidos como poco relevantes.

“En los 13 grupos de productos hay dos que no tienen ninguna importancia. El pan rallado o rebozador, ¿qué importancia tiene? O, por ejemplo, conservas de frutas. No están en la lista ni frutas ni verduras, pero hay conservas. No incluyeron ni un solo producto para los celiacos, que son generalmente los más caros, se excluyó totalmente a este sector de la población”, apuntó.

En relación a la alimentación y al contexto económico, indicó que mucha gente no tiene otra opción que consumir polentas y harinas, lo que conlleva al sobrepeso y obesidad. “Hoy tenemos más de la mitad de los niños pobres que tienen sobrepeso, se disminuyó notablemente el consumo de leche y carne vacuna y aumentó el consumo de polentas y harinas. Hay una mala alimentación en un sector importante del país que incide en el futuro desarrollo mental y físico de la juventud argentina, que hoy son niños mal alimentados y mañana serán jóvenes con menor desarrollo físico y mental”, aseveró.

Para concluir, profundizó en la medida que consideró “apresurada” y que, según señaló, no tuvo impacto favorable en el bolsillo de la gente: “es una buena medida, pero fue una decisión apresurada con un claro carácter electoral que produjo un efecto totalmente negativo, porque esa rebaja no se sintió prácticamente en el bolsillo”. Por el contrario, continuó, “le cuesta al Estado miles de millones de pesos que van a tener que salir de recursos del Tesoro de la Nación para compensar a las provincias por el desfinanciamiento que produjo y producirá la quita del IVA hasta el 31 de diciembre de este año”.

Fuente: La Opinión Austral.

DEJA TU COMENTARIO