CRISTINA KIRCHNER EXPUSO EN LA AUDIENCIA POR EL MEMORÁNDUM CON IRÁN: “ESTA ACUSACIÓN ES UN DISPARATE JUDICIAL, INSTITUCIONAL Y POLÍTICO”

0

La vicepresidenta pidió la nulidad de la investigación. Dijo que es víctima de una persecución, acusó a los jueces que la imputaron y asoció la acusación con la disputa con los fondos buitre en su segundo mandato como jefa de Estado.

La vicepresidenta Cristina Kirchner expuso durante poco más de una hora ante el Tribunal Oral Federal 8 en el marco de la causa por el memorándum con Irán. La ex jefa de Estado había pedido la audiencia para fundamentar por qué considera que la investigación en su contra es nula.

“Estamos acusados de ser encubridores del más terrible atentado terrorista que sufrió nuestro país. Es un disparate judicial, institucional y político esta acusación”, subrayó en el inicio de su intervención, que fue transmitida en vivo por redes sociales.

Con un discurso que incluyó conceptos políticos y jurídicos, la ex Presidenta aseguró que es víctima de una persecución y apuntó contra los jueces de primera instancia que la imputaron en distintos expedientes -Claudio Bonadio y Julián Ercolini- y, especialmente, contra los integrantes de la Cámara de Casación Gustavo Hornos y Mariano Borinsky.

Cristina Kirchner vinculó la presunta persecución en su contra a la disputa que mantuvo su gobierno con los fondos buitres por el pago de la deuda que había caído en default. Acusó además al ex presidente Mauricio Macri de participar en lo que calificó como una “operación política” contra ella.

Para argumentar esta sospecha, durante su exposición mostró una solicitada publicada por Task Force Argentina (TFA) en diarios europeos en medio de su controversia con el gobierno, suscitada entre 2014 y 2015.

“El memorándum con Irán no es solo una persecución. Era esto: pagarles lo que querían a los buitres porque después de pagarles a los buitres decían que venía la bonanza. ¡Y pagaron! Lograron sacar el candado para que se pagara. Yo no lo hice. Yo me banqué lo que me banqué y no me doblaron el brazo. No les pagué lo que querían porque era condenar a la Argentina a un endeudamiento fenomenal”, resaltó la vicepresidenta con la voz quebrada.

De acuerdo a la posición de la defensa de Cristina Kirchner, la imputación en su contra es nula porque la causa ya había sido cerrada por el juez federal Daniel Rafecas y la decisión había sido confirmada por la Cámara.

Por esa decisión -recordó-, la oposición había publicado una solicitada en los diarios pidiendo la remoción de Rafecas. Entre los firmantes estaba la entonces diputada Elisa Carrió, que actualmente impulsa al magistrado federal para ocupar la Procuración General.

“En 2016, con el nuevo gobierno, hicieron dos denuncias nuevas sobre los mismos hechos, exactamente los mismos hechos que ya se habían investigado en el juzgado de Rafecas y ahí se abre lo que se denominan causas mellizas. En la Argentina hay causas mellizas: cuando no te gusta el resultado de un juicio, podés armar otro para ver si podés lograr lo que no conseguiste en el primero”, ironizó.

Finalmente, la Cámara de Casación, con los votos de los jueces Hornos y Borinsky, terminaron confirmando la reapertura de la investigación. Cristina Kirchner recordó que ambos magistrados se habían declarado incompetentes en otras causas conexas al ataque terrorista a la AMIA. “Pero acá no podían hacerlo porque estaba Cristina y había que ir contra ella; resucitaron una causa que estaba fenecida”, resumió.

De acuerdo a su visión, esa resolución “le dejó la mesa servida a Bonadio”, el magistrado que investigó la denuncia realizada por el fiscal Alberto Nisman antes de ser asesinado en su departamento de Puerto Madero y decidió enviar a Cristina Kirchner a juicio oral y público por encubrimiento del atentado terrorista ocurrido en 1994.

Finalmente, la líder del Frente de Todos aludió a las visitas de Hornos y Borinsky a la Casa Rosada y a la Quinta de Olivos durante la Presidencia de Macri. “Tardaríamos un poco más en enterarnos cosas que sospechábamos, esto es como el Rey Desnudo, lo ven y lo ven hasta que alguien dice que está desnudo. Alguien encontró un informe de ingresos a la Rosada y a Olivos, en febrero de este año, y encontró que Hornos y Borinsky visitaban asiduamente y en coincidencia con decisiones en las causas al ex Presidente”, planteó.

Cristina Kirchner repasó uno por uno las presuntas visitas de los magistrados a Macri para fundamentar su posición. También señaló que Borinsky debería haberse recusado porque su concuñado es abogado de un policía investigado en el caso AMIA y porque fue asesor de la DAIA, querellante en el expediente.

Los abogados querellantes no se conectaron a la audiencia. Habían pedido un cambio de fecha porque este viernes se realizó el tradicional acto por el aniversario del ataque terrorista, que se cumplirá el próximo domingo. Cristina Kirchner le envió un mensaje, especialmente a la DAIA: “Es una lástima que no estén, siempre hay que escuchar a todos aunque uno no esté de acuerdo, yo escucho a todos; los que me gustan, los que no, con los que estoy de acuerdo y con los que no”.

Las principales definiciones de CFK

“Cuando sucedió el atentado de la AMIA, Andrés Larroque tenía 17 años cuando ocurrió el atentado de la AMIA. Juan Martín Mena era más chico aún, debería estar cursando algún curso de la escuela. Oscar Parrilli, quizás hasta tenía pelo, había perdido la interna justicialista y se había acercado al Frepaso. Carlos Zannini era Ministro de Gobierno de Néstor Kirchner que atravesaba su primera gobernación. ¿Dónde estaba yo? Sentada en alguna banca en la legislatura de la provincia de Santa Cruz. No teníamos ningún contacto, y esto no es menor”.

“La causa AMIA se había convertido en un tablero de ajedrez de la política local e internacional. Desde su inicio la causa buscó ser usada en la política interna e internacional. La impunidad es el manejo político de la causa”.

“Todos queremos saber la verdad sobre la AMIA”

“Uno de los problemas de la impunidad fue este manejo político que se le dio a la causa”.

“El 10 de diciembre de 2015 asume Mauricio Macri y desde los primeros días de su gestión, comienzan a producirse hecho de gravedad institucional”.

“A los cuatro días, el Poder Ejecutivo nombra por decreto dos miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

“Una de las personas que interviene es Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, que hoy se encuentra prófugo de la justicia. Esto lo reconoció Mauricio Macri”.

“El segundo hecho fue el ataque formidable que recibió la procurador, Alejandra Gils Carbó, que había sido elegida por amplia mayoría”.

“La Oficina Anticorrupción y la Unidad de Investigación Financiera (UIF) se convirtieron en querellantes de todas las causas en las cual había un acusado ‘K’ para actuar, no para averiguar la verdad, sino para perseguir”.

“Se hicieron maniobras persecutorias para perjudicarnos a mí y a mi familia desde la UIF, la Oficina Anticorrupción, la AFI, la AFIP y el Banco Central”.

“En esta causa, antes de este tribunal, se intentó poner un tribunal oral a dedo, el número 9. Esto fue abortado por la Corte frente a lo que iba a constituir uno de los mayores escándalos judiciales de los que se tenga memoria”.

“El juez Bonadio me tomó 8 indagatorias en un día. El 25 de febrero, el día del cumpleaños de Néstor”.

“En la causa conocida como ‘Ruta del dinero K’ casualmente no hay ningún miembro de mi familia”.

“No recuerdo cúantos titulares catástrofe por mis reuniones con (el juez federal Sebastián) Casanello. No se si después habrá ido, pero siendo yo Presidenta, nunca, jamás”.

“El memorando tenía un único objetivo: que los acusados del atentado pudieran ser indagados”

“Ese acuerdo jamás entró en vigencia, porque Irán –que según Nisman era la favorecida– jamás su parlamento aprobó ese memorándum”.

“El 26 de febrero de 2015 Rafecas sacó un fallo ajustado a derecho desestimando la denuncia de Nisman por inexistencia de delito. El fallo fue confirmado por la Cámara. En 2016, con el gobierno de Mauricio Macri, los querellantes , sobre los mismos hechos, hacen una nueva denuncia. (Luis Miguel) Etchevehere, (Waldo) Wolf y Elisa Carrió pidieron la destitución de Rafecas. La mísma Carrió que ahora propone a Rafecas como procurador”.

“El 29 de noviembre de 2016, resucitan, creo que es bíblico, una causa fenecida y acabada. Al otro día, el presidente Macri en una radio de Mendoza felicita con nombre y apellido a los jueces con un fallo a medida del gobierno. Bonadio tenía la mesa servida, me pide el desafuero, no lo logra, pero sí logra encarcelar al doctor Zannini, a Luis D’Elia y otros presos. Incomprensiblemente, el doctor Zannini sigue pidiendo explicaciones hoy en día por qué estuvo preso cuatro meses”.

“Esto es como el rey desnudo. Acá hubo alguien que encontró en un informe de ingreso de (los jueces) Hornos y Borinsky, siempre en coincidencia con las causas, tanto a la Casa de Gobierno como en Olivos. También se descubrió que Borinsky fue a la Quinta de Olivos en 15 oportunidades. Iba un poco más seguido que Hornos a la Casa Rosada. Estas visitas habían sido negadas y los informes adulterados”

“Un juez que jugaba al tenis con Mauricio Macri no puede ser imparcial ante una causa que me involucra”.

“¿En serio que quieren hacernos creer que estas causas son legítimas? Nunca vi algo así de ilegal, los mismos jueces involucrados. Es un escándalo monumental y los medios concentrados no dicen nada”.

“Es una lástima que no esté la DAIA. siempre hay que escuchar a todos, aunque uno no esté de acuerdo. Yo escucho a todos: los que me gustan, los que no me gustan, los que estoy de acuerdo, los que no”.

“Cuando uno ve todo lo que pasó, ve todo lo que hicieron, me ponía a pensar antes de venir acá si realmente fue para perseguir a opositores políticos. Tanto disparate, tanta violación de todo, de códigos de forma, de fondo, de Constitución, de derechos, de garantías. No les quedó nada por violar. ¿Todo únicamente para perseguir a opositores? ¿Estigmatizar a los opositores para que no ganen las elecciones? Yo creo que hubo otras cosas”.

“Uno lo mira con retrospectiva y perspectiva. En aquellos años en los que me tocó ser presidenta., sobre todo 2014 y 2015, nos habían declarado la guerra los buitres que querían cobrar de la Argentina lo que finalmente cobraron. Decían que si le pagábamos a los buitres iba a venir mucha inversión. Entre eso, lo del memorando, lo de Nisman.. todo creando el escenario para lo que venía después, que no era solamente ganar una elección”.

“Los fondos buitre hacían campaña en todos los diarios con el memorándum de entendimiento con Irán y con la AMIA. Esto era lo que se publicaba en los principales diarios europeos. Estoy yo con el entonces presidente de Irán, como que teníamos un pacto con el diablo. Estas solicitadas las pagaban el grupo de choque de los buitres para doblegarnos. Nos quisieron doblar las manos durante años para pagarles cualquier cosa y me negué, me negué a pagarles cualquier cosa. Era esto”.

“Yo tengo 68 años. Ya fui presidenta dos veces. No me mueve nada más que dejarle un país mejor a mis hijos y especialmente a mis nietos que el que recibió su abuelo en 2003. Parece ser que no me entienden. Así nos va y así nos va a ir si los argentinos no se dan cuenta. Si no tomamos conciencia de lo que nos ha pasado, difícilmente podamos encontrar un camino. Yo me siento con la responsabilidad histórica de poder hacerlo”.

Si bien tanto la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) como la fiscalía habían reclamado la postergación de este encuentro por diferentes motivos, los jueces optaron por mantenerlo para el mismo día, pero cambiar el horario de inicio para las 13 horas de este mediodía.

En el caso de la DAIA, solicitaron pasarlo para otro momento porque coincidía con el acto aniversario por el atentado a la AMIA, mientras que el fiscal lo hizo porque no estaba toda la información que había solicitado sobre las reuniones de dos jueces de Casación con el ex presidente Mauricio Macri, eje de los planteos que hará la ex mandataria nacional.

Para la entidad que agrupa a asociaciones israelitas, resultaba “absolutamente impertinente e irrespetuoso con la memoria de las víctimas” la realización de una audiencia “jurídicamente cuestionable el mismo día del acto” por la tragedia.

La declaración de CFK se dio en el marco de la causa que nació con la denuncia del fiscal Alberto Nisman en enero de 2015. Cuatro días antes de aparecer muerto con un tiro en la cabeza en el baño de su departamento, el titular de la UFI-AMIA acusó a la entonces presidenta, a varios de sus funcionarios y a personas de su entorno de haber llevado adelante un plan de impunidad para los iraníes acusados de haber organizado el ataque a la mutual judía, de la que el domingo próximo se cumplirán 27 años.

El plan de impunidad, señaló Nisman, se concretó a través de la firma del Memorándum con Irán, sellado en 2013, porque entendía que ese escrito tenía como finalidad hacer caer las alertas rojas de Interpol que impedían a los iraníes circular por el mundo.

Lo cierto es que inicialmente la denuncia de Nisman fue desestimada por el juez Daniel Rafecas, que rechazó la existencia de delito. La Cámara Federal ratificó su criterio. Pero en 2016 la Cámara Federal de Casación decidió reabrir esa denuncia con prueba que había presentado la comunidad judía. El caso terminó en manos del entonces juez Claudio Bonadio que en diciembre de 2017 ordenó procesamientos y prisiones preventivas para la ya ex presidenta y senadora electa, el ex canciller Héctor Timerman (afectado por una enfermedad que derivó en su fallecimiento), el ex secretario legal y técnico Carlos Zannini (que no estaba en la denuncia original de Nisman) o el ex piquetero Luis D’Elía, a quien se sindicó como el nexo de las conversaciones con los iraníes.

Todas las prisiones preventivas (salvo la de Fernando Esteche, ex líder de Quebracho, preso por otra causa) cayeron en marzo de 2018 cuando el caso pasó al Tribunal Oral Federal 8. Desde entonces, el caso se prepara llegar a juicio oral. De hecho, el año pasado, los jueces habían fijado la lista de testigos -entre los que estaba el ex espía Antonio Stiuso- para desfilar en el proceso.

A Ronald Noble, ex titular de Interpol, el Tribunal lo convocó como testigo, como habían solicitado las defensas y la fiscalía, y ante la oposición de los dos familiares de víctimas de la AMIA presentados como víctimas, que sostienen que Noble es un imputado. Noble fue sobreseído por el juez Marcelo Martínez De Giorgi, pero el tema fue apelado y la Cámara Federal no revisó aún la decisión porque Noble no tiene abogado.

Frente a eso, la querella insiste en que no puede ser oído como testigo. Interpol, mientras tanto, nunca habilitó la declaración de su ex directivo. Noble es uno de los primeros que desmintieron la denuncia de Nisman apenas se hizo pública en enero de 2015, al sostener que nunca estuvieron en peligro las alertas rojas.

La revelación de los encuentros que mantuvieron los jueces de Casación Mariano Borinsky y Gustavo Hornos con el presidente Macri, cuando aún estaba en el Ejecutivo, fue la clave para impulsar el pedido de nulidad de esta audiencia que se fijó para mañana. Es que esos dos jueces fueron claves a la hora de la reapertura de la causa que había sido inicialmente cerrada.

Con el aval del fiscal Marcelo Colombo, el TOF llamó a una audiencia a la que no le había puesto fecha. La querella recusó a los jueces y al fiscal. Dijeron que se estaba “inventando” una audiencia no prevista en el Código Procesal y que solo se buscaba un podio para garantizar el cierre de la causa. Los jueces ratificaron su imparcialidad y rechazaron apartarse. Así convocaron a la audiencia que se realizó la semana pasada en donde el fiscal también defendió su objetividad en el caso y defendió la interpretación de un plan de impunidad.

“Somos cuatro magistrados que no somos amigos, apenas nos conocemos, y ¿los cuatro nos pusimos de acuerdo para frustrar el juicio por la celebración de la audiencia? ¿No es mucho decir eso?”, afirmó. Tras sostener que “la querella arrastra el error de confundir funciones de jueces como fiscales”, Colombo aseguró que en el rol que le confiere el Ministerio Público si se detectan situaciones que violan las garantías constitucionales está obligado a analizarlas, “no a esconderlas debajo de la alfombra”. “Acá no hay coronitas”, añadió.

Fuente: Infobae

DEJA TU COMENTARIO