Puerto Deseado: comenzó el juicio por la violación de María y el asesinato de su hijo Santino

0

Este lunes dieron inicio al juicio por el caso de Puerto Deseado que causó conmoción a nivel nacional.

Se esperaba que las audiencias finalizaran el miércoles. Pero el joven se declaró culpable y eso podría acelerar los plazos. Javier Machado es el único acusado, el otro autor, Omar Alvarado se mató. El proceso se realiza en forma virtual.

Este lunes dieron inicio al juicio por el caso de Puerto Deseado que causó conmoción a nivel nacional. Se trata de la violación de la turista salteña María Mercedes Subelza y el asesinato de su hijo Santino de 4 años, cuando estaban de paseo en la zona costera de aquella localidad. Javier Machado es el único juzgado en esta instancia. El otro responsable, Omar Alvarado, se quitó la vida en una dependencia policial de Caleta Olivia.

La primera audiencia se realizó con la presencia virtual de los jueces de Cámara Criminal, Mario Albarrán, Jorge Alonso y Juan Pablo Olivera, el fiscal de Cámara Carlos Rearte, desde la Unidad Penitenciaria N° 15 de Río Gallegos estuvo conectado Javier, y la familia Subelza con la presencia del abogado querellante.

Si bien las audiencias son reservadas, debido a que la mujer fue víctima de abuso sexual con acceso carnal, se pudo saber que el joven, que al momento de los hechos tenía 16 años, se declaró culpable.

Horror en Puerto Deseado

El 20 de febrero del 2020, María Mercedes y su pequeño hijo caminaban por el sector costero de Deseado cuando fueron abordados por dos hombres. Estos la llevaron a un sector rocoso, alejado de la vista de la gente. Y mientras uno la abusaba, el otro mantenía sujeto al menor.

En un momento, la víctima vio el rostro de uno de los agresores y este le gritó al otro que la mataría. “No voy a ir preso de nuevo”, habría exclamado, y le golpeó la cabeza con una piedra. Recién cuando la creyeron muerta escaparon. Mientras que a Santino lo tiraron por el acantilado.

Alvarado, el principal acusado, tenía 33 años al momento de cometer los atroces hechos y se mató ahorcándose con una sábana en su celda de la Comisaría Cuarta de la ciudad de El Gorosito un día antes de que se cumpliera un mes del crimen. El hombre padecía esquizofrenia.

En el caso de Machado, antes de ser alojado en la capital santacruceña, se encontraba en el Centro Correccional Juvenil “Almafuerte” de Buenos Aires, donde estuvo hasta cumplir la mayoría de edad. Javier fue entregado por su padre, quien en el momento en que la Policía trabajaba en el hecho, envió un audio a medios radiales y dijo: “Si mi hijo la hizo, que la pague”.

Fuente: Diario Nuevo Día

DEJA TU COMENTARIO