ESTÁ LIBRE JOSÉ LÓPEZ, ANTES BOUDOU, LOS BÁEZ, DE VIDO Y EL BLINDAJE JUDICIAL A CFK. PARA ESO VOLVIERON Y ESTÁN CUMPLIENDO

0

 

Esta mañana le dieron la libertad condicional a José López, un chorro que lo agarraron in fraganti con 9 millones de dólares en los bolsos, por decisión del Tribunal Oral Federal número 1 de la Ciudad de Buenos Aires y la decisión favorable de los jueces Adrián Federico Grünberg, José Antonio Michilini y Ricardo Ángel Basílico, contó con la complacencia del Fiscal Federal Miguel Ángel Osorio.

López ya está excarcelado, luego de ser condenado a 7 años y seis meses por enriquecimiento ilícito (condena con la cual le hicieron precio) y ahora, tras una fianza de 14 millones de pesos, que por supuesto nadie se va a encargar de investigar de dónde saca la plata, al igual que la fianza de los Báez la cual siempre lo aportan “los amigos”, obviamente “amigos” de los cuales la justicia jamás se ocuparía de investigar para saber el origen del dinero.

Para darle  una pátina de “legalidad y control” (el mismo que a los Báez y a De Vido), con argumentos absolutamente frágiles y demasiado “livianos” que solo intentan convencer a la opinión pública de que la medida adoptada está ajustada a derecho, explicaron que el ex funcionario delincuente “estará bajo la exclusiva custodia del Programa de Protección a Testigos e Imputados del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, y a disposición del Tribunal Oral Federal (TOF) número 7 de esta Ciudad”, en función que allí se dirime la causa “Cuadernos” y allí López figura como arrepentido.

Es decir, el culpable de corrupción comprobada, chorro del Estado, agravado por haber sido parte de una asociación ilícita, con, además, una causa por portación ilegal de armas que está tipificado en el Código penal con varios años de prisión, fue condenado con apenas siete años y medio y hoy en libertad condicional, la cual seguramente encontrarán la forma de “licuarla” en los próximos dos años de impunidad que le queda a este gobierno.

Las de los Báez, la de De Vido, Boudou o la condena de José López, no son en realidad “condenas”, de hecho están sensiblemente “aliviadas” del momento en que lo mandan a sus casas mal habidas; la justicia ilegítima las presenta como “condenas” pero para estos delincuentes es una “inversión”. Ellos saben que con siete u ocho años, de los cuales pasarán menos de la mitad preso, es una inversión rentable, pues, una vez cumplido ese término podrán gozar libremente de su patrimonio mal habido y a la vista de todo el mundo usufructuar desvergonzadamente de los bienes comprados con la plata de todos los argentinos.

No son condenas, es una inversión. Así hay que pensar lo que está ocurriendo con los integrantes de la banda cuya jefa de a poco va logrando blindarse de sus propios delitos y aún sueña que los dos años por venir, le darán la tranquilidad de gozar, junto a sus hijos, también involucrados en delitos económicos, de esa raya imaginaria que trazarán jueces absurdos y corrompidos (porque nada es ideológico, es material) para liberarlos, no solo de la cárcel largamente merecida, sino de la culpa que ellos tienen y pretenden no reconocer.

Todo lo que está pasando estaba previsto y posiblemente en los dos años restantes veamos a la jefa de la banda convertida, por obra y gracias de jueces, fiscales y sus cómplices políticos, en una “santa” cuyos devotos le brindarán culto desde las villas miserias, a ella en su hermosa capilla en Juncal y Uruguay, allí donde los helechos están iluminados.

Este gobierno vino para esto y es quizás lo único que está cumpliendo paso a paso. La impunidad de la jefa y los componentes de la banda, sigue el derrotero planeado de antemano, cuando los idiotas pensaban que Alberto Fernández era un “moderado” que le permitía a los mismos malos, volver mejores.

Por eso es tan importante las elecciones del día 14, por medio de la cual se le podrá restar fuerzas en el Congreso para limitar su accionar destructivo e impedir la libanización de la república. El otro paso en el año 2023.

Erradicarlos del poder es necesario para reconstruir el país, abrir juicio a los Tribunales corruptos que impulsan la impunidad y enjuiciar a jueces y fiscales cómplices, el segundo paso e impedir que cualquiera de estos lúmpenes vuelvan a aparecer disfrazados de demócratas y paguen por el robo perpetrado a todos los argentinos.

Salta, Chubut y Mendoza, al menos aprobaron el principio de “Ficha limpia” para poder acceder a la política. Obvio, hay provincias como Santa Cruz donde ni siquiera eso constituye una opción. En el Congreso, el kirchnerismo se opone porque de aprobarse la ley, ninguno de ellos  podrían hacer política ni ocupar puestos en el Estado nacional.

No es necesario dar ninguna explicación más para entender la ausencia de moral en un sector de la política nacional que permite, admite y provoca fallos y medidas como las de Lázaro Báez, Cristóbal López, Julio De Vido, Amado Boudou y José López.

Es la misma “justicia” que convalida el cobro de jubilaciones y pensiones, incompatibles por ley, en tiempo record y por millonarias sumas a la vicepresidente, el mismo gobierno que ordena a la Anses no seguir el juicio para que CFK obtenga en tiempo record su beneficios ilegales más un “resarcimiento” de casi 150 millones de pesos y la misma “Justicia” que tiene a más de 400 mil jubilados en reclamo, obstruyendo sus derechos para no pagarles, esperando que mueran y así ahorrarse unos pesos.

Si todo esto no pesa el 14 de junio, a la hora de emitir su voto, quiere decir que la República, está irremediablemente perdida.

 

Fuente: Opi Santa Cruz

DEJA TU COMENTARIO