Mujeres denunciaron que personal de seguridad de un reconocido pub de Río Gallegos las violentó

0

Tres jóvenes de la capital santacruceña salieron a bailar en la madrugada del lunes feriado y sufrieron un mal momento en el pub céntrico Belfast, donde denunciaron a las mujeres integrantes del staff de seguridad quienes las violentaron dentro del lugar y las sacaron hasta la calle del cuello, por lo que radicaron la denuncia pertinente.

Nazarena, Belén y Gabriela, tres amigas residentes en Río Gallegos, salieron a disfrutar de la noche y eligieron a Belfast Pub como el punto donde pasar su noche, lugar en el que en un momento de la noche tuvieron un entredicho que terminó con una joven tomada del cuello y quedándose sin aire por el accionar de una de las seguridad del lugar.

Según comentaron a Nuevo Día, “Estábamos en la fila baño porque nos pasó a empujar, una de mis amigas le dice “que se fije la próxima y que pida permiso” la chica nos empieza a agredir y los de seguridad nos piden que nos vayamos para otro lugar  y cuando nos estábamos por ir, la chica le tira una piña a mi amiga, momento en el que aparece una seguridad femenina y saca a mis amigas del cuello y yo las sigo por atrás, mientras esperábamos a una amiga que estaba dentro del boliche” expresó Nazarena.

Seguidamente, la mujer de 22 años contó que “Salió una seguridad, nos pide que nos retiremos y yo le explico que estaba esperando a mi amiga, al momento que salió otra seguridad y entre las dos me querían empujar para una esquina, me agarraron del cuello y me tiraron el pelo, me empiezo a quedar sin aire y les digo como puedo “soltame por favor me estoy quedando sin aire” mis amigas les gritan que iban a llamar a la policía y las iban a denunciar a lo que ellas responden “que vas a denunciar si nosotras somos la policía” momentos en los que salió otro integrante del staff de seguridad y les pidió a sus compañeras que reingresaran al local.” 

Luego del episodio, las jóvenes concurrieron a realizar la denuncia policial en la Comisaría Segunda donde asentaron los malos tratos recibidos.

Fuente: El Diario Nuevo Día

DEJA TU COMENTARIO