El gobierno no da respuestas ante los picos de contagio y de inflación

0

Argentina es uno de los cinco países con mayor inflación del mundo y ahora también está entre los diez que presentan mayores tasas de contagio de COVID-19 en la población.

En ninguno de los dos frentes aparecen respuestas adecuadas por parte del Gobierno, lo que termina complicando el panorama económico y social de los próximos meses.

Por ahora no se ve una baja significativa en el ritmo de la inflación, que ya arrastra seis meses de altísimos índices. Abril, que apuntaba al 3,5% ahora ya estaría arriba del 4%, entre las subas de alimentos, el combustible, la medicina prepaga y el transporte. Estos fuertes ajustes de precios siguen impactando en el poder adquisitivo de los salarios y también en los niveles de la canasta básica.

Por otro lado, el avance del COVID-19 plantea nuevos desafíos para la economía. Las restricciones decididas en el AMBA en las últimas horas procuran tener el menor efecto posible en la actividad económica, pero no serán gratuitas. El cierre de shoppings y las trabas al sector gastronómico es el mayor golpe. Pero el peligro es que la situación se prolongue por más tiempo e impacte también sobre otros sectores. El ministro de Economía, Martín Guzmán, había dicho que consideraba “inviable” un regreso a la “fase 1” de la cuarentena. Tendría consecuencias durísimas sobre la economía pero también sobre el tejido social.

La demora del Gobierno en llevar adelante el plan de vacunación pega en varias bandas. No sólo retrasa la recuperación económica, sino que además fogonea la inflación, por la necesidad de emitir más pesos para socorrer a los sectores más afectados por las restricciones.

Fuente: Infobae

DEJA TU COMENTARIO