Organizó una fiesta y lo apuñalaron: “Se salvó de milagro”

0

Mateo Águila, futbolista de 21 años del club Güemes, continúa internado. “Se salvó de milagro”, dijo un especialista. Las heridas, hechas con un cuchillo a la altura del corazón, fueron a unos dos centímetros de la aorta. El agresor fue detenido.

Un violento hecho de sangre tuvo lugar ayer por la mañana en el barrio 20 Viviendas de la ciudad de Río Gallegos.

Allí, cerca de las 07:00 horas, un joven de 21 años fue apuñalado cerca del corazón por otro, lo que provocó que debiera ser trasladado de urgencia al Hospital Regional Río Gallegos, en donde permanece internado, confiaron al cierre de esta edición fuentes consultadas.

El ataque se dio en el marco de una fiesta que la víctima, Mateo Águila, realizaba en su vivienda. Entre los presentes estaba su agresor. Aparentemente, según lo que aportaron algunos de los testigos, el organizador del encuentro le requirió a este que se retirara y fue ahí, luego de una discusión, que el violento lo atacó con un cuchillo.

Fueron dos las heridas punzocortantes que, de acuerdo a otras fuentes consultadas por este diario, lo lastimaron a unos dos centímetros de la aorta, la arteria más grande del cuerpo. “Se salvó de milagro”, dijo un especialista consultado en referencia a lo que pudo haber sucedido si las heridas afectaban esta vena.

Al intervenir la Policía, personal de la Comisaría Segunda tomó declaración testimonial a todos los asistentes de la fiesta y con esta información, junto al Servicio Especial y a la División de Investigaciones, se logró determinar quién fue el victimario y su lugar de residencia.

En ese marco, la seccional a cargo del comisario Julio Álvarez requirió una orden de allanamiento al Juzgado de Instrucción N° 2 para demorar al acusado y buscar en su domicilio -Liniers al 1600- elementos de interés para la causa.

El procedimiento se ejecutó en horas de la tarde y, además de incautarse pruebas, se detuvo al joven agresor, quien fue alojado en la dependencia y puesto a disposición de la Justicia.

Fuente: La Opinión Austral

DEJA TU COMENTARIO